viernes, 21 de abril de 2017

Palabras prestadas #116

Os invitamos a conocer las nuevas palabras prestadas por Palmira Márquez, directora de Dos Passos. Tienen hasta el martes 2 de mayo, para hacer llegar vuestros poemas a la dirección: librodepalabrasprestadas@gmail.com

Antes de enviar tu poema por favor mira las bases en "¿Cómo participo?"



#116  Las Palabras son prestadas por Palmira Márquez.


*Nota: si por algún motivo no puedes oír
las palabras están al pie de la entrada.

Fotografía: Charles Olsen
Palmira Márquez. Socia fundadora y Directora de DOS PASSOS, Agencia Literaria y Comunicación, se licencia en Periodismo por la Universidad de Sevilla y trabaja desde entonces en el ámbito de la Comunicación. Su carrera la inicia en Sevilla, primero en la cadena Ser, y pasa luego a desarrollar su trabajo en gabinetes de prensa (Izquierda Unida-Los Verdes/Convocatoria por Andalucía) y en la Agencia de información andaluza Sur Press. En 1996 fue directora de publicaciones de la empresa Soluciones de Marketing, con sede en Oviedo, en donde llegó a dirigir cuatro cabeceras de revistas de comunicación externa e interna para empresas públicas y privadas. En 1999 se trasladó a Madrid para dirigir la Comunicación de la Cadena de Librerías Crisol, en el ámbito nacional, pertenecientes al Grupo Santillana-Grupo Prisa. En 2001 se estableció por su cuenta y comenzó una trayectoria como gestora cultural y agente de comunicación llevando la prensa de importantes editoriales y eventos culturales. En 2003 crea DOS PASSOS, agencia literaria y comunicación, desde la que lleva la prensa de importantes eventos culturales de carácter nacional e internacional, como la Feria del Libro de Madrid, La Noche de los Libros, La Muestra de Cine Europeo de Segovia, la Mostra Portuguesa, el festival Ellas Crean, el Festival de Teatro Clásico de Alcalá, Surge Madrid…, y la prensa de importantes apuestas de grandes grupos editoriales y de editoriales independientes.
Desde la agencia literaria, representa a más de cincuenta autores, muchos de ellos importantes voces del actual panorama literario español. Además, la agencia lleva cuatro años convocando el Premio Dos Passos a la Primera Novela, patrocinado por Ámbito Cultural, con el objetivo de descubrir nuevas voces y premiar la calidad literaria.
Ha publicado, con la escritora Silvia Grijalba, dos libros en los que mezclan literatura y cocina: Mujer profesional independiente busca ensaladas para compartir, y Mujer joven, alternativa, busca platos vegetarianos (sin tofu) para compartir.
Desde Dos Passos ha coproducido, junto a TVE, el documental Robles, duelo al sol, dirigido por Sonia Tercero Ramiro.


El viernes 5 de mayo 2017 publicaremos los poemas y una nueva selección de palabras.



El premio al mejor poema será los libros Antípodas de Charles Olsen de la editorial Huerga y Fierro y, cortesía de Dos Passos, El Sexto Animal de Luis Eduardo Aute de la editorial Espasa es Poesía.
ANTIPODAS, obra que explora desde momentos normales y cotidianos hasta las situaciones más surrealistas con un toque de humor y misterio, acompañado de las imágenes sublimes que caracterizan al autor. Poemas directos, limpios y emotivos.
El artista y poeta neozelandés Charles Olsen escribió muchos de los poemas de Antípodas bajo el nombre de Gastón de Maeztu, pseudónimo con lo cual participaba en Palabras Prestadas.

Más información sobre el libro en Huerga y Fierro

«Gamberro del idioma. Sancho Panza del verbo. Quijote hasta el hallazgo. Discípulo fecundo de aquel maestro Cervantes que escribía hicieron fuego ludiendo dos palos secos el uno contra el otro…»
Fernando Beltrán

Más información sobre el libro en Espasa es Poesía



*(cultura, pensamiento, libertad, futuro y belleza.)

Poemas prestados #115

Muchas gracias a todos los que nos han enviado sus poemas con las palabras prestadas por Sonia Betancort. Te animamos a que sigas participando en la centésima dieciséis edición que empieza el viernes 21 de abril del año 2017.

Premio al mejor poema seleccionado por la editorial Cuadernos del Vigía. Enhorabuena a Lola Deán Guelbenzu quién recibirá el libro La sonrisa de Audrey Hepburn, firmado por la autora Sonia Betancort, de la editorial Vaso Roto




A continuación publicamos los poemas escritos a partir de las palabras prestadas:
aceituna, estuario, inocencia, estrella y página.


❆ ❆ ❆



Desde el Olivo

escapan aceitunas
verdes
           en esperanzas,
negras
           de noche o luna.

Que son tus ojos niña
clara inocencia
como dos lucecitas
de Cielo
           Tierra.

Cerquita del estuario
cuando anochezca...
contaremos un sueño
con cada estrella.

Será como ese cuento
hilado en un poema
de páginas escritas,
cintas de seda
en colores de mar,
           Tu y Yo
                      Sirenas.


Lola Deán Guelbenzu
Majadahonda, Madrid, España


❆ ❆ ❆



Nervios, cultura y arte

La conciencia nerviosa
La aceituna verde y jugosa
Del dolor y los gustos
Del ciclista y sus puertos

Cultura social de mercenario
Seguridad del estuario
Con rechazo y sin inclusión
Con inocencia y sin pasión

Cien artísticos desatinos
Mil páginas y el Destino
Las almas y sus versos
Las estrellas y sus universos


Julio Alcalá
Castellón, España

Julio’s Blog


❆ ❆ ❆



Abaten a tiros a un campesino
no Centroamérica, sino en Sierra Morena,
mientras recoge la aceituna,
no en 2011, sino en 2040.
No era su propiedad, remarcan los idólatras,
no dicen que lo hacía por el bien colectivo,
mientras jornadas alternaba para poder
pagarse el vestuario de la obra de teatro.
En escena La Ópera de los Tres Centavos1.

Hubo un tiempo en el que creía2 en la inocencia
del Sistema interestelar, al igual que tú,
pero ya me he bajado del caballo, para que
voy a seguir creyendo en éste, si cada
noche cuando se apagan las luces, me subo
en lo alto de la colina con el objetivo de
ver mí Estrella, pero ésta ya no está, quizás
nunca estuvo, yo siempre pensé en ella,
como no pensar en ella, esa luz remarcada y puntiaguda
que te ilumina en los tiempos más atroces.

Estoy escribiendo un reportaje sobre los meneos sociales,
y me queda una última página,
la noticia del campesino me duele, pero …
y mí Estrella, quién escribirá por ella, sino lo hago yo.

Pude hacer un epopeya de ella, pero…
le resta verosimilitud, mejor una crónica.

Dice así: Hayan una estrella roja y calurosa,
en el centro de los corazones, a diferencia
de las amarillas, ésta no se puede observar,
se manifiesta únicamente a través de los actos.


1 Obra de teatro de Bertolt Brecht representada por primera vez 1928
2 Comienzo del poema “La canción del no y el sí” de Bertolt Brecht.




David Sánchez Cruzado
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Copa de Vino

La aceituna es
la señal en una
copa de vino
donde un pez
de rio, sigue el mar
en el estuario
donde navega
con la inocencia
que lo convierte en
estrella
sacudiéndose
en sus olas
paginas
de su misterio marino
que lo conduce
a su río
en la espuma
de su copa de vino.


Martha del Pilar
Un Pensamiento


❆ ❆ ❆



TE ESPERO Y VEN


Tú, amor, estuario de mi sangre,
rosa azul de pura melancolía,
¿por qué mueres o vives cada día
sin risa ni luz ni estrella ni hambre?

Con los ojos te escribo esta página
blanca y aceituna, sin alevosía
ni nocturnidad, pues tú tan vacía
eres de mí una flor sin esquina.

Tu inocencia duerme siempre junto a mí,
en esta casa colgada del cielo
que los dos construímos de la nada.

Huir, vida, no es esconderse en ti;
te espero y ven, no tardes más que un duelo:
sin ti soy un samurai sin espada.


Karlos Linazasoro
Tolosa, Gipuzkoa


❆ ❆ ❆



MISIVA III

Huesecillos de peces son espinas de flores
Ni troncos de palmeras ni bambúes tus piernas
¡oh resto de entropía entre uno y otro amanecer!

Relampaguean los circuitos neuronales
Absorto en fibra óptica navegas sin estrella
de silencio en silencio nada se oculta
ningún íntimo sentido tras las cosas
tras el rastro de nuestros sueños pobres

Luego, por el hambre ungidos,
desayunamos una esperanza de media luna

¿Comulgaremos exclusión hasta el ocaso?
¿Plantaremos semillas de crisantemos máximos?
¿O sedientos de fe criaremos futuros
en mundos de inocencia donde guarecernos
en la atónita belleza de una fuga?

¡Abajo
            con la parsimonia de las aceitunas!

Sepas que Lógica es también ficción
y Progreso otro mito en el libro del cosmos
            —¿razonan los estuarios?—

¡Abajo
            con los embustes y los aspavientos!

Si hasta el hierro de la dama
se derrite a la luz de cuatro velas
y al funeral de todas nuestras páginas
                        ¿a quién invitaremos?


Amparo Arróspide
Sotillo de la Adrada, Ávila, España


❆ ❆ ❆



NUESTROS ACTOS

Acontece,
relámpago repliega,
mismo frío,
estuario donde duermen los limos.


Inocencia proclamada
de
la
luz que nos llega,
parpadeo de estrellas muertas.

Allá donde nuestros actos
tejen la página muda
como
el
aceite
que
prende
del
llanto
de
la
aceituna.


Izu
Cercedilla, Madrid, España


❆ ❆ ❆



MELANCOLÍA

Las páginas del calendario
se pusieron amarillas,
se secaron las orillas,
azules, del estuario.

Las estrellas plateadas
de papel, perdieron el brillo,
no trasforman en castillo,
mi calabaza, las hadas.

la abandonó la inocencia,
ha perdido su dulzura,
la carita de la luna.

En su mirada, la ausencia,
tiene un rictus de amargura,
lo mismo que la aceituna.


Carmen Hernández Montalbán
Guadix, Granada, España


❆ ❆ ❆



Recuerdo con emoción
el día que te dejaron
tus padres a mi cuidado
en un periodo de tiempo
corto, pero que alegraron
para siempre nuestras vidas.

Y vi brillar en tus ojos
una mirada tan tierna,
como nunca, reflejada,
declarando tu inocencia.

Estirabas tus manitas
e insistías con ardor
haciendo hermoso mohín
porque no podías lograr,
y pretendías alcanzar,
aún las estrellas atrapar.
Y no lo lograste al fin,
¡pero eras tan feliz!…

Tu piel morena, aceituna
resaltaba en la blancura
de aquella camiseta
que tapaba con mesura
tu pequeño cuerpecito,
ágil y fuerte de niño.

Hoy los años han pasado
tu eres un hombre cabal,
tu familia, tu trabajo
son estuario en tu vida
que te ha llevado a lograr
ver la desembocadura
que conduce a la verdad.

Las estrellas, en el cielo
y en la tierra, pisas fuerte
tus alumnos y tu hijo
aprovechan de esta suerte.

Una página hermosa
se ha quedado grabada
para siempre en mi memoria
y no la podré olvidar
por muchos años que viva
porque, aún sin pretenderlo
me he decidido a escribir,
no en prosa, en poesía
recodando aquel momento.


Hortensia Ayuso Oliva
Torremocha de Jarama, Madrid, España


❆ ❆ ❆



Una ventana espera el gesto de mi mano. La aceituna se me cae, rueda, la pierdo y abro la ventana por fin. Casi de noche ya. Página en espera. La inocencia de la blanquísima pantalla quisiera que le hablase de la paz del estuario, o de la estrella que se adelantó impaciente, de frente, allí mismo, y era bella. Pero hoy me sobran las palabras, o me faltan. Sujeto bien la pantalla, dejo que se asome más que otras veces, miramos las dos ese silencio, su luz, hasta que, mutuamente cómplices, en un instante que hubiéramos preferido más largo, el estuario y la estrella son nuestros. Al cerrar la ventana, la aceituna estaba allí.


Teresa de Paz
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Cuanto más lees…


Perdí la inocencia
en esa página
del libro que estudia
a las estrellas,
no sé en verdad
qué será de ellas
si este universo
se colapsa.

Cuanto más lees
más dudas surgen
y este estuario
no llega a mermar
la sed y el hambre
de indagar…

Con una aceituna
te contentas
si eres feliz,
pues ella te alimenta.


Carmen Barrios Rull
Leganés, Madrid, España


❆ ❆ ❆



Levedad

Vamos arrancando páginas cuando seria tan hermoso escribirlas
Garabatos de vidas cruzadas, de estuarios que cobijan harmonías de sal y mareas
Anhelamos que nos guíe la inocencia, pero que sabe ella de guías,
ella fluye hasta que la abandonamos cuando
no vemos la hermosura de las pequeñas cosas,
no podemos entretenernos con una miga de croissant del desayuno un domingo cualquiera
No queremos observar sin prisas una aceituna que sobrevivió al almuerzo de una mañana de julio,
No se nos ocurre darle forma a las nubes
No sabemos encontrar
aquella estrella lejana y singular a la que pusimos nombre
Puede que, tal vez, si recuerdo su nombre,
vuelva a mi la levedad…


Yolanda Carreras
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Retrospectiva

En el parque pajaritos
pelean por sus tontunas
revueltos entre las dunas
diminutas, y los gritos
de niñas y muchachitos
que columpian su inconsciencia.
Minimizan la incidencia
padres, madres, aburridos
conversando entretenidos
por su obligada presencia.

Alguna se desgañita
defendiendo la hermosura
de su prole, sin mesura.
Un chiquitajo la imita,
y su remedo la irrita
sin que nadie se dé cuenta.
Sólo una nena, contenta,
ligeramente apartada,
le ríe, regocijada,
la función que representa.

Aún la recuerda presente
tal como estaba ese día,
porque ya la requería,
porque le era diferente.
Desde su banco de enfrente
se ve jugando al balón
con su corto pantalón,
con sus zapatos raídos,
los aires descoloridos…;
y ya con la tentación.

Tentación. Página en blanco.
Crepúsculos de indecencia
disimulan inocencia.
(Nunca voy a ser el Manco…)
Duda, sentado en el banco,
cómo cantar a la bella:
como estuario o centella;
aunque sabe que no hay una
-ojos de miel, aceituna-
con el brillo de su Estrella.


Pedro Bernal
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Ética del amador


Las avenidas
son peldaños azules a tu cuerpo.

Las cortinas abiertas
de la única estrella de tu casa
me convocan.

Entro en el verbo,
ese estuario aceituna
donde dos veraneantes
soñarán una página de arena.

A veces son cigüeñas.
A veces palmeras o unicornios,
pero sea en el vuelo o en la estampida
se echa un ancla y las olas
reposan en la grieta
de dos seres unidos.

Así pasa la noche pintada de farolas
que se enjuagan la boca
con las nubes del día.

Detrás de mis pisadas,
tu edificio en penumbras
es una constelación
sin astrolabios.

He aprendido.

La inocencia se salva con la huida.


Marisa Martínez Pérsico
Italia

www.marisamartinezpersico.com


❆ ❆ ❆



un pecho antiguo
hotel sin una estrella
cualquiera
de rango o de cine, la que sea.
estuche de una aceituna
zapatera
destrozada por echar en falta
el frescor de la inocencia
primera
del botón de lino que se marchitó
para volverse papel de una página
entera
sobre la cual se volcó un río de palabras
rumbo al estuario de versos isleños

de la poesía marinera


Aldo Votto
Brasil


❆ ❆ ❆



El amante

Tu lengua,
estuario de mi inocencia,
resaca de un caudal
lleno de impulsos,
hace que broten calendarios
en páginas vírgenes,
con sus días
y sus noches.
Allí constan
todas las lunas furtivas,
todos los cielos rojos,
alguna que otra estrella
y todos los pensamientos.
Pero hoy es hoy,
ahora es ahora
y sigo aquí
y aquí sigo,
tan desnuda y sola,
como el hueso de una aceituna.


Blanca Vicario
Palencia, España

niveusv.blogspot.com


❆ ❆ ❆



Piel de aceituna


Recorrí otra vez
tu astucia encorvada

era indudable…

tenías piel de aceituna
repelías mis intentos
por rozarte,
lisura insondable,

pringabas mis horas cansinas
con tanta inocencia que acaso creyera
que tú siempre eras
la piel de mi estrella

y siempre caía mi ser
derramado
por todo tu estuario
—oscuro presagio—
sorbiendo fluido alocado.

Qué a gusto soñara
por siempre tú fueras
virtud que engalane
las páginas hueras

aquellas que sorben mis lloros
turbando su blanco,
piel de los óleos que
escurren mi tacto
y eluden los roces
que no te voy
dando.


Vicente Javier Fernández Gómez
Añastro, Burgos, España

vicentejavier-f.blogspot.com


❆ ❆ ❆



Contemplo el estuario
de la vida
con inocencia
y, melancolía
mientras río,
creyendo tocar una estrella
que confundo con ella.
No puedo pasar página,
día a día,
todo me recuerda su escultural
figura
y, su piel color aceituna
cuando en ella, brillaba la luna.
Amada mía!


Mariví García Gallego
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Los niños
 Juana Betancort

Aprenden a regañadientes a dividir,
los afluentes, la diferencia entre un estuario y un delta
o el listado ordenado de los reyes borbones
pero cuando un libro les interesa, lo beben sin saltarse
ni una página para saber cómo acaba
la historia.

Les adviertes que no se coman todos los berberechos
o las cortezas y aceitunas, por más que les gusten,
cuando hay invitados.

No necesitan saber que las estrellas
son bolas de gas incandescentes
y sus principales riquezas son su crueldad y su inocencia.

Vienen sin libros de instrucciones ni garantía.

Todos intentamos serlo mucho tiempo,
pero ser niños dura muy poco.


Gabriel Merino
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Hija

Del hontanar con rugiente bramido,
brioso caudal, en torrente santuario,
galopa audaz, inconsciente el calvario
negro alazán de su mente sin cuido.

Por la cañada se oía el vagido
del silencio susurrante al sicario
para página pasarle en estuario
y colmatar de la cuenca el latido.

La inocencia de su infancia fue estrella
guiadora, modelo…, mas, luego arana
contra toda la familia, botella
de tósigo rebosante, gusana.

Como olivo fértil desde la cuna,
pero no germinó ni una aceituna.


Adolfo García García
Las Palmas de Gran Canaria


❆ ❆ ❆



Inocencia

Esta página escrita
una y otra vez,
pintada de lágrimas
de amor y despecho
coloreadas por tus promesas
infundadas,
que tanto creí.

Siempre me recalcabas,
sobre mi inocencia
y meditaba
si a mi edad,
como no iba a dibujar
en mi corazón,
sueños, creencias.

Si, Soy INOCENTE.

Dejé en pensar
en eso,
que tantos repetías
y comencé a
escribir, escribir, escribir
una hoja tras otra,
corregía y resaltaba
las palabras borroneadas
con mis gotas de esas letras
que no conjugaban
con mis sueños,
y recordé que siempre
comparabas a la vida.
como un estuario,
que lo dulce y salado
iban de la mano.

Hoy llegué
a la playa
que juntos elegimos,
aquí estoy
solo YO,
acompañada de esa estrella
que era nuestra.

Esta hoja y las que siguieron
las dejé caer,
por esas aguas
mezcladas de color
aceituna.

Mi Inocencia
queda
y esa estrella
es toda mía.


Guillermo Fernández Liguori
Buenos Aires, Argentina


❆ ❆ ❆



Bajo la farola estrías tristes
encías grises bajo la capucha.
Páginas manchadas de almizcle
en la época del luto de las aceitunas
reclaman una inocencia marchita,
somos estuarios ante un tiempo que devora.
Sobre la capucha las estrellas
sobre la farola ya no quedan.


Ignacio Delgado Wicke
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Tu Olvido

Siempre me vi embriagado de tu inocencia y,
del resultado de aquellos exhaustos besos
que a deshoras llenaban de luz tu mirada de aceituna.
Aunque en la orilla de las cosas es más fácil soñar
mi recuerdo te buscó en el estuario
confluyente de tus dudas donde tu piel,
se difumina irremediablemente poco a poco,
en la desidia de lo que fuimos el uno en el otro,
asesinados por nuestro propio daño.
Como ecos de un sonido inmenso
aparecías en la noche de las cosas.
En mi cabeza el leve martilleo de tu voz y,
en mi ser la desolación y el desconcierto
en mitad de la nada abrigando un deseo.
Fue así como vislumbré luego tu estrella,
en todos los lugares donde te anduve sinuoso.
Ahora, en tu huida a lo lejos, las ganas de tenerte
entre mis brazos se hace cada vez más lejana,
mientras lleno de palabras mudas la doliente página
de este olvido imperfecto de tus manos.


E.Savinien


❆ ❆ ❆



BUSQUEDA


Desembocadura del mar,
Menos conocido, como tal,
Estuario mismo significado,
Pero más formal.
Maldigo su inocencia,
Me detengo tras el.
20 minutos han pasado,
Tras el pensamiento,
Miro aturdido el mar.
Atenea dame el saber,
De repente cae una aceituna,
Más bien una oliva.
La cual me demuestra que mi plegaria ha sido oída.
Me dispongo a ver las estrellas,
Pero la contaminación lumínica me lo impide.
Serendipia, un hallazgo afortunado
Buscaba entre mi vida,
una nueva página en la que escribir.


Israel Jubrias Cordero
Lardero, La Rioja, España


❆ ❆ ❆



Más páginas pasadas
que por leer y sin embargo
hay una inocencia niña
en cada arruga
con la que nos amamos.
El sabor a aceituna de tu sexo
aliña el estuario de mi espalda,
rastros de estrellas y de lobos
me llevan al azarbe de tu boca.
Inocencia del tiempo
no tejido
con la sal de anchoa de tus labios.
Sin la bahía sabia de tus palmas.


Pon
San Isidro, Alicante, España


❆ ❆ ❆



El miedo fue tu camino
para bajar a la vida,
apartar la tierra
y desgarrar todo el aire libre
para oler el trigo de mi risa.

Te soñé,
gladiador y derrotado,
despeñando con tu cuerpo fatigado
la ciega espesura,
abrazando la inocencia de una amapola
con la fuerza perdida.
Te soñé,
dulce y salado,
entre las aguas de los estuarios,
gritándole a la lluvia,
amando su canto.

De nube en nube, te soñé.

Se abrió la pena desnuda,
se abrió un aullido
como el gemido de una estrella.
Y la luz se hizo dócil fruta,
las piedras
jugosas aceitunas;
se cubrieron de polen y abejas
mis páginas.


La tierra te conoce.
Bajo su seda temblorosa,
de beso en beso,
ya recorro su hermosura.


Keka Conesa
Sevilla, España


❆ ❆ ❆



Playa color aceituna
tu espalda bajo mi mano.
Tibio mar el que aguarda
en el estuario
de tu ingle.
Con mis dedos trazo
constelaciones en las estrellas
de tus pecas.
Mi lengua
aún conserva
la inocencia de lo eterno.
Pasamos las páginas de la pasión
con dedos húmedos y exploradores.
Sólo el tiempo agotará
posibles futuros.


Dudu Fdez
Villamuriel de Cerrato, España


❆ ❆ ❆



viernes, 7 de abril de 2017

Palabras prestadas #115

Os invitamos a conocer las nuevas palabras prestadas por Sonia Betancort. Tienen hasta el martes 18 de abril, para hacer llegar vuestros poemas a la dirección: librodepalabrasprestadas@gmail.com

Antes de enviar tu poema por favor mira las bases en "¿Cómo participo?"



#115  Las Palabras son prestadas por Sonia Betancort.


*Nota: si por algún motivo no puedes oír
las palabras están al pie de la entrada.

Fotografía: Luis F. Lorenzo
Sonia Betancort (Santa Cruz de Tenerife, 1977) ha publicado los poemarios Íntima Exigencia (Salamanca, Atril, 2000), El cuerpo a su imán (Madrid, Amargord, 2009), La sonrisa de Audrey Hepburn (Madrid-México, Vaso Roto, 2015), y Contramantes (o la soledad del alfil) en colaboración con Rubén Tejerina (Madrid, Amargord, 2014). Así como las plaquettes Para ver la llanura (Venezuela, El perro y la rana, 2014) y Seis poemas para Mary Jane (México, UNAM, 2014). Ha participado en las antologías Paisajes del infierno (2002), Palabras de paso (2002), La mujer rota (2008), Antología del beso (2009) y Barcos sobe el agua natal (2013), entre otras. Doctora en Literatura por la Universidad de Salamanca, en la actualidad es profesora de Lengua y Literatura en la Universidad Camilo José Cela (Madrid). Entre 2002 y 2009, coordinó, como gestora educativa y cultural, la Sede de la Universidad de Salamanca en Buenos Aires y realizó estancias breves en Perú, Chile, Uruguay, Brasil y USA. Formada en interpretación actoral en Buenos Aires y en Madrid, en el campo de las artes escénicas desarrolla propuestas teatrales y audiovisuales.

soniabetancortsantos.blogspot.com
@SoniaBetancort_


El viernes 21 de abril 2017 publicaremos los poemas y una nueva selección de palabras.



El premio al mejor poema será el libro La sonrisa de Audrey Hepburn, firmado por la autora Sonia Betancort, de la editorial Vaso Roto

Sobre el libro: Escrito en seis escenas de un poetizado guion cinematográfico, La sonrisa de Audrey Hepburn de Sonia Betancort celebra una danza polarizada entre luz y oscuridad, amor y desamor, carencia y abundancia, dolor y alegría. De fondo, comparece en estas páginas la inspiración de una de las sonrisas y muestras de fortaleza más sobrecogedoras de la historia del cine, la de Audrey Hepburn. Y con ella, una invitación a creer en la alquimia, la mutación y el despojo frente a un presente violento e intempestivo.

«Machadianamente, cerrando un círculo que en realidad es el de una cinta fotográfica que se abre y cierra sobre sí misma para contener el mundo y expandirlo, La sonrisa de Audrey Hepburn invita a recordar, como en los proverbios y cantares, que al buscar en el espejo al otro se encuentra a quien va con uno.» MARÍA ÁNGELES PÉREZ LÓPEZ



Más información sobre el libro en Vaso Roto Ediciones





*(aceituna, estuario, inocencia, estrella y página.)

Poemas prestados #114

Muchas gracias a todos los que nos han enviado sus poemas con las palabras prestadas por Jorge Coco Serrano. Te animamos a que sigas participando en la edición ciento cartorce que empieza el viernes 7 de abril del año 2017.

Premio al mejor poema seleccionado por la editorial Cuadernos del Vigía. Enhorabuena a Gabriel Merino quién recibirá el libro AÑOS DIEZ, Revista de poesía nº4 de la editorial Cuadernos del Vigía




A continuación publicamos los poemas escritos a partir de las palabras prestadas:
hielo, fue, ego, del, agua.


❆ ❆ ❆



Soneto binario del hielo y el fuego



Gabriel Merino
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Ancestros

Fue el hielo y la agresividad del entorno
lo que impulsó a nuestro ancestro
“el Homo Sapiens”
a internarse en la profundidad
de la caverna.

En posesión del primer elemento
inundó con luz tenue
la oscura morada
refugio de acechanzas
amenazas constantes
y del agua helada.

Adaptados al medio
ya sea por pasatiempo
tal vez por ego
mentes artísticas
con manos habilidosas
inmortalizaron en la roca
imágenes rupestres
del quehacer cotidiano
de sus congéneres.


Carmen Lafuente
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Verso

Lo que en mitad del mundo vive
fuera de todo ser concreto.
Es el espíritu que suma
deseos, gritos y gemidos,
de seres vivos y de muertos.

Agua de vida y fugaz hielo
para el poema que describe
lo que en mitad del mundo vive
fuera del ego del amante,
lejos de plantas y de gatos.

Fue beso, fue insulto o caricia
y se difunde por el aire
con el aroma de las rosas
y sobrevuela con las aves,
lo que en mitad del mundo vive.


Julio Alcalá
Castellón, España

Julio’s Blog


❆ ❆ ❆



Los amigos primero

Recordando aquella canción del idioma del amor
quiero pretender olvidarte
porque duelen estos años y tu mirada
de indiferencia cuando no me escuchas
y yo tampoco te hablo.
Fuimos bucaneros de otras noches
sirenas afónicas que olvidaron su brújula
en el canto de los problemas.
Fuimos, e imaginamos ser siempre, marineros
en el agua de la ciudad dormida
donde flotaban las promesas
y sentíamos el naufragio de un dolor.

Tú te apoyabas en mi hombro
cuando la tempestad era un aliciente
para los cobardes
que nos querían hacer huir
                        hacia ninguna parte.

¿Qué fue de ti si del nosotros
solo queda el no? ¿Cómo puede ser
que me lastime al pronunciar
la palabra otros?

Ahora te veo pasar por la calle
con tu ego de visón y tus gafas
y encamino mis ojos hacia el suelo
para quedarme parado siendo la estatua de sal
de una playa en Normandía
el arrecife de hielo y rencores
en el que encalla el barco de nuestra amistad.


Gonzalo Benito Merino
Madrid, España

marineroenmarte.blogspot.com


❆ ❆ ❆



Ha pasado por mi vida
como un torrente bello,
dejando hermosa huella,
sabiendo fundir el hielo,
lavando con agua pura
del que fue y ya no lo es
motivo tan verdadero
como soñar ya despierta
su presencia delicada
añorando su recuerdo.

Haberme sentido amada
ha afianzado mi ego,
sin dudas, con esperanza,
sin temor ante el mañana,
tranquilidad y sosiego…


Hortensia Ayuso Oliva
Torremocha de Jarama, Madrid, España


❆ ❆ ❆



Estrella

En una estrella
se congelo
en hielo
mi alma
ego de
fuego
que es centelleo
cadente
que fue mar
de las olas
que son
la lluvia
de peces de
colores
que vuelan
apagando
con el agua
mi sentir
reviviendo
el árbol de luz
que es mi
primavera
del sol.


Martha del Pilar
Italia

Un Pensamiento


❆ ❆ ❆



Tempus fugit


Extrapolada del hielo,
ego soy una gota de agua,
mi corazón una fragua,
crepitando en el cielo.

Del reloj más misterioso,
ego soy un grano de arena,
eslabón de una cadena
del tamaño de un coloso.

¡Tempus fugit!, fue diciendo,
la razón como un martillo.
no te aferres a las cosas,

¡Tempus fugit!, repitiendo,
somos naipes de un castillo,
somos pétalos de rosas.


Carmen Hernández Montalbán
Guadiz, Granada, España


❆ ❆ ❆



Egolatría del cántaro

El tren ya ha partido, a la hora 0,
¡No puedes quedarte parado!.

En el hielo no crecen las plantas,
Vivencias autentificadas

El hielo fue el ego del agua,
Conserva su código cifrado.

El des-hielo cambió de estado,
Ello nos dio la vida.

Corría el agua en tres estados.
en pulcro equilibrio.

Hemos olvidado el hielo,
nos lo hemos bebido en Cola.

Una gran nube circunda el espacio.

Se aproxima un nuevo des-hielo,
más des-memoria,
pura esquizofrenia.

El frío ya no nos protege,
Por culpa del Ego-ísmo del hombre.

De primavera hemos pasado a un verano desbocado.

El agua también se siente alienada.


David Sánchez Cruzado
Madrid, España


❆ ❆ ❆



JAULA DE VOCES

¡Callad! ¡Callad vuestras voces!
Madrugadoras bocas escampan lo no sabido,
chismosas hienas inventan destinos.
Abren ventanas, cierran puertas,
suben y bajan peldaños,
tropiezan en ojos, agudizan la nariz,
husmean el rastro que dejan los otros.
¡Callad! ¡Callad vuestras voces!
Dejad que el río no desaparezca antes de ser cauce.
¡Callad! ¡Callad vuestras voces!
Me asombra el minuto que no existe,
ese que fue pincelada y ahora es lienzo en la noche,
el mismo que era rama en el nido
y ahora vaga como soplo de viento.
¡Callad! ¡Callad vuestras voces!
Me asombra estar aquí.
Aquí entre hielo y fuego,
donde mi ego hace aguas.
¡Callad! ¡Callad vuestras voces!
¿No presentís que es temprano para despertar?
Dejadme dormida en el sueño.


Consuelo Jiménez
Barcelona, España


❆ ❆ ❆



Pestaña de su cerrar

Por el alma
hecha agua
llegó al hielo
de su ego,
que fue enteramente abstruso
por el hito de negarles el afán
a todos los demás,
criaturas del tremendo
estar siempre detrás.
Por el hielo fue cediendo
témpanos de caridad.
Caían
f
r
í
a
s
sensaciones
de
m
a
l
d
a
d.
Por el ego —singladura del total—
se fue haciendo
p
e
s
t
a
ñ
a
de su cerrar.


Vicente Javier Fernández Gómez
Añastro, Burgos, España


❆ ❆ ❆



Mi ego es hielo
que ayer fue tu pura agua.
Del morir somos.


Karlos Linazasoro Izagirre
Tolosa, España


❆ ❆ ❆



Desamor

Tan fría fue como el hielo
tu postura ante mí…

Claro que si soy sincera
no esperé mejor de ti.

Tuviste, tienes un ego
que no puedo consentir.

Los instantes que nos vimos
no se deben repetir…

Así que vete tranquilo,
tu agua no beberé.

Ni buscaré del destino
verte más, desistiré.


Carmen Barrios Rull
Leganés, Madrid, España


❆ ❆ ❆



Hielo

Llegaba el ocaso abrazado a las aguas mansas
cuando no quiso entender la justicia del reproche
a sus manos de hielo.

Su verbo fluía en el aire de las calles,
en las pálidas luces de las tabernas,
pero, en casa, enterraba la palabra
bajo la superficie oscura de los desencuentros,
aunque, siempre, el abrazo postrero
redimía del olvido y volvía a salir
el sol a borbotones,
el ego enterrado en el preciso instante del beso.

Incluso en las tinieblas nunca faltaron el pan ni la sal
compartidos a base de naufragios y ausencias,
y nunca faltó una mirada cálida,
que incluso fue manantial en la distancia.

Y cuando el otoño empezó a plantar su huella en las alamedas
volvió a casa, al abrigo del hogar.

Después, todo fue silencio.


Antonio Morillas Jiménez
Getafe, Madrid, España


❆ ❆ ❆



Ausencia

Mi cama huele a ti.
Mis sonrisas a tu pensamiento.
Harto, de comerme la cabeza,
Con esos malos momentos.
Miro al cielo, iluminando tus recuerdos.
Cuánto tiempo hace falta.
Ego de revolución, Hazme fuerte.
Agua, paralizada tras su muerte.
O tal vez, sea mi corazón,
con dolor de no tenerte.
Mírame a la cara.
Tócame.
Fue, la hora de las bestias.
Ellos te hicieron esto.
Que se le va a hacer.
Del sentimiento más impuro.
Todo mi ser; con hielo como el Ártico.
Paralizado, como el capitán del titanic,
El se hundió.
Y comerme la cabeza,
mata toda mi humanidad.


Israel Jubrias Cordero
Lardero, La Rioja, España


❆ ❆ ❆



vuelve al hielo el agua
qué fue del calor que no conoces
vuelve el agua al hielo
blanco ego de tu escarcha
no te absuelvas in nomine patris
el hielo no perdona a los cobardes


Pon
San Isidro, Alicante, España


❆ ❆ ❆



Quiero confundir las cosas.
Cortarle un vestido al tiempo
con tijeras de agua,
heredar el grito inútil
del jardín deshabitado,
asomarme al balcón abatido
de mi infancia.

Robarle el ego a las flores,
dejarlas descalzas,
y cubrir con envoltorio de danza
las raíces pisoteadas.
Ser lluvia en la lluvia;
creer que el hielo se sacrifica
por una sola gota sudada,
que el fue
es el único muerto de mi casa.

Quiero confundir las cosas.
Besar la tierra solitaria
y defender como una fortaleza
que es su boca.


Keka Conesa
Sevilla, España


❆ ❆ ❆



De lo inútil del ego:
El fuego muestra su poder
destruyendo el hielo…
para morir bajo el agua.


Dudu Fdez
Villamuriel de Cerrato, España


❆ ❆ ❆



EL SÁBADO, MERCADO

Como el ratán combina
bien con los exteriores,
así salgo a la calle:
primaveral; sencilla. Con aplomo.
Las casas se parecen desde afuera.
Las carpas y las pérgolas
están del otro lado en este barrio pijo.
Me lo tomo como… una pasarela,
soñando en exhibir mi persuasión
con una letanía realista, preparada.
En esa casapuerta fue donde me acogieron
con la mirada torva: de hielo lacerante.
Derrochan más abajo un gran caudal de agua,
pero nada me ofrecen para calmar mi angustia…
Tiro de mi carrito, el ego por los suelos,
trastabillando en mis manoletinas,
y sigo repicando resentida
en timbres silenciosos de imprecisos ecos.
Recurro a mi sonrisa seductora…,
a ver si por ventura
saco lo suficiente
para cubrir el día;
para poner la mesa,
           -tantas bocas.
Para pagar facturas…

Me zafo de su abrazo, despectiva,
luego, cuando regreso de la postulación
con la magra respuesta del mercado.
Acusa mi reproche por ese desempleo,
(que se dilata en ambos,)
mientras la radio, zombi, buzonea:
“-…y ya está. -¿Y ya está...? –Y un…”.
(-¡Maldita crisis!), -digo con sordina.
(Con una bonoloto, o alguna primitiva…).

¿Penúltima esperanza?


Pedro Bernal
Madrid, España


❆ ❆ ❆



viernes, 24 de marzo de 2017

Palabras prestadas #114

Os invitamos a conocer las nuevas palabras prestadas por Jorge Coco Serrano. Tienen hasta el martes 4 de abril, para hacer llegar vuestros poemas a la dirección: librodepalabrasprestadas@gmail.com

Antes de enviar tu poema por favor mira las bases en "¿Cómo participo?"



#114  Las Palabras son prestadas por Jorge Coco Serrano.


*Nota: si por algún motivo no puedes oír
las palabras están al pie de la entrada.


Jorge Coco Serrano nació el 25/03/1974 en Lima, Perú. Radica en España desde el 2004. Es periodista, pintor, poeta y fotógrafo. En Madrid ha expuesto en distintas oportunidades: “Fotopoesía” en donde mezcla; poesía, fotografía, música y teatro. Forma parte de “Lavarca ebria”, colectivo itinerante de poesía. En el 2010 publica su primer poemario: Cotidianidades Esquizofrénicas con Amargord Ediciones. Este 2017 sacará su segundo poemario: Poébrica y la plaquette Hypnerotomachia junto con otros tres poetas radicados en España. Es ganador del concurso de relatos: La vida es un bar, promovido por Amargord Ediciones. Ha rodado cortometrajes como guionista y director de arte. Su poesía y fotografía están repartidas en distintas revistas y antologías físicas y electrónicas, entre Sudamérica y Europa.

La exposición de pintura *Animal :: El fuego* se exhibe hasta el 20 de abril en la tienda de ropa y arte; La Positiva. C/ Ave María 27, Lavapiés, Madrid, España.


El viernes 7 de abril 2017 publicaremos los poemas y una nueva selección de palabras.



El premio al mejor poema será el libro AÑOS DIEZ, Revista de poesía nº4 de la editorial Cuadernos del Vigía

En el presente número y con la intención de aportar nuestro grano de arena al centenario del nacimiento de Juan-Eduardo Cirlot, se incluye un dosier con textos inéditos de Cirlot así como de Luis Alberto de Cuenca, Enrique Granell y Enrique Andrés Ruiz, que lo ha coordinado.

La poesía en castellano cuenta con dos jovencísimos autores, nacidos en los años noventa, Óscar Díaz (1997) y Claudia González Caparrós (1993) que ofrecen parte de sus libros inéditos. También se encuentran adelantos de dos autores de más larga trayectoria como Andrés Navarro y Rafael Antúnez.

La poesía en lengua extranjera cuenta con la sección La poética del traductor de poesía, firmada por el veterano traductor, poeta y editor Jesús Munárriz, una de las figuras fundamentales de la cultura y la poesía españolas actuales, que hace un recorrido por su extensa obra. Asimismo los amantes de la poesía griega están de enhorabuena ya que la sección Rara avis cuenta con versiones de las poetas griegas Katerina Anghelaki-Rooke y María Lainá, dos de las voces más importantes de la actual poesía griega, a cargo de Juan Manuel Macías y María López Villalba, respectivamente.

El poeta congoleño Gabriel Okoundji y el argentino, que escribe en italiano, Juan Rodolfo Wilcock, son vertidos al español y presentados por los poetas y traductores argentinos Leandro Calle y Guillermo Piro respectivamente. Estos dos autores, junto con el dosier dedicado a Juan Eduardo Cirlot son una auténtica primicia. Gabriel Okoundji, uno de los más grandes poetas africanos de la actualidad, permanecía totalmente inédito en castellano hasta la fecha, y los poemas de Juan Rodolfo Wilcock nunca habían sido traducidos a nuestra lengua.

En la sección Poesía y sociedad, Ana Corroto reflexiona en La esperanza del librero sobre la situación actual de la edición, canales de venta y nuevos perfiles de lectores; y la sección El cometido del poeta la inaugura Luis García Montero con La palabra al rojo vivo, un texto donde el autor reflexiona con precisión y maestría sobre el compromiso de la palabra poética.


Más información sobre el libro en Cuadernos del Vigía




*(hielo, fue, ego, del, agua.)

Poemas prestados #113

Muchas gracias a todos los que nos han enviado sus poemas con las palabras prestadas por el poeta neozelandés Pat White. Te animamos a que sigas participando en la edición ciento catorce que empieza el viernes 24 de marzo del año 2017.

Premio al mejor poema seleccionado por la editorial Cuadernos del Vigía. Enhorabuena a Gabriel Merino quién recibirá el libro En torno a Basho y otros asuntos de Rafael Cadenas de la editorial Pre-textos.




A continuación publicamos los poemas escritos a partir de las palabras prestadas:
sabor, reflejo, acertijo, compartido y ondear.


❆ ❆ ❆



Amnios
‘El viajero, que no pertenece más a un lugar que al siguiente, se desplaza con lentitud durante años de un punto a otro de la tierra’ (Paul Bowles.-‘El cielo protector’)

La patria era aquel acertijo que conoces en tu idioma más íntimo,
el sabor del café y las especias que perviven en la cocina
y aquel olor de tu madre al retornar en el final de jornada.

Hay patrias de olivares y de brumas atlánticas,
de simunes del desierto, flores de tundra y alisios
pero todas se recogen, al llegar, en ese calor
compartido bajo la colcha de tu cama.

El reflejo de la patria se observaba fugazmente en los espejos
del hogar, en que no se temían sombras
ni se envidiaba hacienda de otros ni se añoraba
fueran cuales fueran la heráldica o tus armas.

Nunca necesité ver ondear desde lejos una bandera
o detectar fragancias, seguir los vientos que guían la bandada
ni el tañido familiar de campana en la espadaña
ni señales de humo para reconocerla a distancia.

La patria es sólo ese lugar al que siempre quiero volver
guiado del instinto del perro fiel que toma el camino a casa.


Gabriel Merino
Madrid, España


❆ ❆ ❆



No germina la luz en las aceras

No serán mis palabras noche sin luna
ni subirán a los balcones de su derrota;
no se pondrán una venda en los ojos
para esquivar los sueños compartidos
que mostraban, a cada paso, un otoño a medio hacer…

Ella culpaba al destino de su vieja afición
recolectora de sombras que crecían
en las intrincadas dunas de su cuerpo;
culpaba al destino de su afición
por el sabor a los excesos
que regaban las esquinas de sus noches
sin intentar, al menos, cobijarse en los portales…

…porque ella nunca supo
que la luz no germina en las aceras
ni deja su reflejo en las esquinas…

Ella culpaba al género humano de su desdicha,
pero deshacía, a cada paso, la tristeza
para volver a trenzar, a cada paso, un lamento,
como hojas que el otoño abandona en el camino
y expone al olvido…

Después callaba y en las palabras silenciadas,
como acertijo indescifrable, escondía la luz
que alumbraba más allá de la oscura trastienda de su casa.

Ahora, me asomo a la ventana de sus días
y allá donde crecen las flores a fuerza de tormentas,
aún veo su bandera ondear en el campo de batalla,
en el lado oscuro de las alambradas.


Antonio Morillas Jiménez
Getafe, Madrid, España

antonio-morillas.blogspot.com


❆ ❆ ❆



Y fue el acertijo que quedo en mi memoria
¿Que es lo que se rompe cuando se pronuncia?
El silencio.
Y supe con certeza el lugar en que me hallaba,
pise un firme de polvo y soledad,
un ondear volátil de bandera,
el reflejo del mástil corroído,
y un torrente húmedo que aglutino de golpe
las victorias compartidas, olvidadas!
el sabor del amanecer perpetuo en nuestras bocas.


Isabel Pérez Aranda
Benidorm, Alicante, España


❆ ❆ ❆



Sabor, reflejo,
compartido acertijo:
ondear del ser.


Karlos Linazasoro Izagirre
Tolosa, Gipuzkoa


❆ ❆ ❆



Onda de mar

El reflejo del mar
en mi
acuario es un
acertijo
que me lleva a descubrir
con su sabor
la palabra secreta
para ondear
sin afondar
como pez que es
brújula en la
tempestad
e sale vivo
llevando en su nido
un mapa
tesoro
para navegar.

Que comparte
en su
espacio di sal
que es una
concha que
canta al mar
y yo escucho
y leo para
orientar.


Martha del Pilar
Italia

Un Pensamiento


❆ ❆ ❆



UN NO QUE ES SÍ

No quieras
Ser, es el reflejo pálido
Del hurón que husmea

Mi acertijo compartido
Campa a sus estrechas
Calles de rabiosas huidas

Cuando preguntes
Cuándo te mudas
Del sótano a la laringe
Del sabor al color
Se producirá la llegada
Del ondear al conocimiento


Alfonso Blanco Martín
Guadalajara, España

trasindependiente.blogspot.com


❆ ❆ ❆



LA LLAMADA

Mi niñez sigue mis pasos, ha llamado a la puerta,
siento sus frágiles nudillos golpear el cristal de la ventana,
veo su reflejo indeleble filtrarse entre las ramas
de este chamizo espinoso que es la memoria.

Su sabor agridulce me estremece,
susurra sin descanso el acertijo
que no logro desentrañar,
por eso postergo la respuesta.

Pero ella insiste, golpea,
como las gotas de lluvia golpean un tejado,
ondea en los charcos de la edad madura.

No sé cuánto tiempo tardaré en asentar estos lodos,
no sé, comparto con el devenir la duda,
la niñez me mira expectante, sonríe,
me ha concedido una tregua.


Carmen Hernández Montalbán
Guadix, Granada, España


❆ ❆ ❆



Con el paso de los años
el anhelo compartido
de ver mis seres queridos
alrededor de mi hogar,
aunque independientes sean,
sentir en mi alma flotar,
y no es un acertijo
sino verdadero reflejo,
es, sensación de bienestar
tenerlos como familia,
es verdadera alegría,
es paladear el sabor
que no puede destruirse
y que ayuda a caminar.

Cuando mis pasos vacilen,
su sostén y mi voluntad
hacen de mí la persona
confiada y muy leal
y doy gracias a la vida.
¿Hay algo más placentero
por amarlos, y en verdad
sentirme correspondida?.


Hortensia Ayuso Oliva
Torremocha de Jarama, Madrid, España


❆ ❆ ❆



Cada mañana

Cada mañana:
Al despertar del último sueño
resuelvo el acertijo de la muerte.

Al sentir el sabor de la vida
renazco al regocijo de tenerte.
Y al pronunciar la primera frase
siento el feliz reflejo de la suerte.

Al ondear de riesgos y dudas
opongo tu oleaje diferente.
Y al usar tus fonemas compartidos
me rindo a ti, lenguaje, dulcemente.

Cada mañana:
Al despertar del último sueño
le doblego al enigma sus preguntas.


Julio Alcalá
Castellón, España

Julio’s Blog


❆ ❆ ❆



La duda

El sabor de la hiel
es tan amargo,
si te viene un reflejo
regurgitas,
esa pena que tragaste
la vomitas
y te viene a la boca
con retardo.
Ondear esa sábana
quejosa
de tantas madrugadas
infinitas,
compartido amor
y sin embargo
si estás o no conmigo
es un acertijo largo.
La duda…
mientras tanto,
me limita.


Carmen Barrios Rull
Leganés, Madrid, España


❆ ❆ ❆



Propongo este acertijo:

Sobre tu lengua oscura y la cálida hierba del reflejo
hay ciervos que recogen el frescor compartido en los prados intactos del recuerdo

En la línea de plata de tu saliva tibia retumba el ondear continuo de los mástiles
y llega tu respuesta antes de que amanezca en las naves en llamas:

Es el árbol prestado de las vidas pasadas
                                                    es el sabor cortante del libro de cristal



José Miguel Gómez Acosta
Granada, España

www.margenesarquitectura.com


❆ ❆ ❆



La primera vez que te toqué
descifraron mis manos el rocío
que las ortigas habían olvidado,
pregunté a mis dedos
sobre el sabor de este gozo
velado en el acertijo del tiempo,
centinela de un pasado vago.
Fueron mis años
un entreacto de manos
exhumando raíces deshabitadas,
allanando los sueños ácidos;
hasta que no te toqué
no se acallaron soledades
entre mi noche y mi hábito.

Desde que te toqué
mis manos ondean sábanas
cubriendo desamparos,
fabrican peldaños germinados
al páramo.
En este amanecer compartido
el reflejo de la muerte es apenas
un gorrión asustado.
Asiste al encuentro manuscrito
un naranjo desocupado.


Keka Conesa
Sevilla, España


❆ ❆ ❆



Sabor a salivas compartidas.
El acertijo de tu cuerpo
es el reflejo de mi asombro
cuando el placer nos ondea 
las entrañas.


Pon
San Isidro, Alicante, España


❆ ❆ ❆



PÁGINA Y COLMENA

Salen de la boca las abejas
en busca del sabor para su miel.
Con un acertijo de flores las esperan
al otro lado del lenguaje compartido
de una luz que resplandece
en su reflejo y donde ondea
la frágil levedad de nuestro ser.
Una conciencia de azúcar las habita
mientras las musas del silencio liban
el néctar de la vida en el jardín.


Custodio Tejada
Guadix, Granada, España


❆ ❆ ❆



Sin suspiros

Y verás una bandera negra
—sin subtítulos—
ondear al aire de los siglos
compartidos con las bocas
de las quejas. Notarás lo negro
cual bandera, y verás que es casi un acertijo
—de los siglos— el saber cuál es la época crecida,
la que marque bien que es fiel reflejo
no de miríadas de quejas,
no del grito de algún pueblo compungido,
más bien solo de un sabor
a siglos sin suspiros.
Y dejé aquel mástil sin bandera
—como intento francamente
desnortado—.
Percibí un aliento claro en las estancias,
una voz del aire que traía
los milenios entornados.
Y sentí nutrir el viento mi sigilo,
mi silencio, vadeando los suspiros.


Vicente Javier Fernández Gómez
Añastro, Burgos, España


❆ ❆ ❆



GARRAPATA DEL BIEN Y DEL MAL

Adivino el garabato en el gris bullicioso de los sesos,
voz sobrevenida al ondear del tiempo.
Me reconozco en ese acertijo con sabor a percusión
que convive verde en lo oculto.
A veces, en un chispazo, en el reflejo vaporoso del día,
rescato la sonrisa a media vela del alma.
Disimulo las ojeras de la noche
y me alejo más allá de lo que escribo.
Hay un grito confinado en el mar de mi credo,
sé del clandestino aullido de loba en barbecho,
sé de sus dientes mordiendo el bien,
sé de su lengua lamiendo el mal,
sé del vano invento de la culpa chapoteando
en las venas, bien, mal, nada, siempre cero.
Incompleto el convicto, purga la doctrina.
Tal vez le espere la fe en el abismo compartido de lo reprimido.


Consuelo Jiménez
Barcelona, España


❆ ❆ ❆



Ahora

Ahora, que hace años que
resolvimos el acertijo,
¿Qué queda del amor
sino un acto reflejo?
Todo lo compartido
tiene el mismo sabor añejo.
Perdida la frescura inicial,
perdida la sorpresa de la búsqueda,
ya sólo podemos ondear
la gris bandera de la rutina
y abrazarnos al recuerdo.


Dudu Fdez
Villamuriel de Cerrato, España


❆ ❆ ❆



La mujer aproximativa
“les cloches sonnent sans raison et nous aussi”
Tristan Tzara


Este domingo efervescente de primavera
vienen a mi encuentro poemas de Salvatore Arcidiacono
que hablan de la extensión del mar
y la sabiduría de las olas,
expertas en el viaje compartido.

Este domingo suenan las campanas
y siento la aguja que se hunde,
que se hunde, lenta aguja
aproximándose, estrellándose, reconociéndose
en el reflejo de esta tarde.

Me siento tan extraña
en este no mar, este no domingo, este no.      Las olas
rehacen su ruta en los poemas de Salvatore,
las olas llegan a este parque donde juega mi hijo
Samuel, que ondea, corre y vibra al sol cereal.

Leo y lo observo. Lo observo y escribo.
Tomo un rotulador de una caja que reza
“Punta resistente”, “Ultra lavable”, “No tóxico”.
Capturo sus capilares
y la serena luz de la eslora de su cuerpo.

Me siento tan extraña. Me reinicio, me reafirmo.
Vienen a mi memoria nombres de poetas
que escribieron sobre el amor materno:
Ana Ajmátova, Marjorie Agosin, Susana March
y tantísimas otras.

¿Qué fue lo que perdí con tu llegada, Samuel?
Ciertas cosas inútiles:
la pesadumbre, el abandono, la indolencia.
Pero gané la paz del minimalismo
y el sabor leve de la sencillez.

Este domingo suenan las campanas,
piezas únicas de cristal, alegres agujas
creadas por los dioses artesanos.
Me siento tan extraña, me siento tan ligera,
cara a cara con el enigma
                                           y el acertijo.


Ana Isabel Trigo Cáceres
Getafe, Madrid, España

INTERVALOS


❆ ❆ ❆



FOTO DE BODA

La foto
en la catedralicia puerta palentina, da fe de un sábado de agosto del 85.
Son nueve paradigmas el acertijo de sus actitudes.

Han compartido evento con “fotos San Miguel”, y el eco llega
hoy al espectador intemporal, al que emociona su sabor antiguo
en la tibia mañana de Satafi…

Ella seria, él sonriente, apenas veinte años,
son el reflejo de la incertidumbre.
Las suegras acompañan sus talantes.
Una cara de hermana asoma entre la madre y el muchacho,
con un ambiguo gesto.
Tras la pareja, un padre con un crío de dos años
sobresalen curiosos. Disonantes
los suegros acompañan casi como si no fuera con ellos…

Arropados de piedras ancestrales, dobelas, arquitrabes,
me miran frente a frente, tal vez por no perderse el pajarito;
menos el padre de la novia, que de brazos cruzados y distante,
mira al grupo con un cierto ademán confuso, seco.

Interpela la novia acongojada… El novio se resiste a confiarse…
Las suegras se las juran; y los suegros
juegan a ser paganos sufridores.
La hermana y su marido en su segundo plano;
y el niño, boquiabierto, me reprocha
la insistencia que pongo en observarlos,
(más de 30 cumplidos hoy tendrá…).

Ondea la trifulca en el ambiente.
No sé qué sigue al acontecimiento de la foto,
pero yo les inquiero a cada uno
junto al contenedor de la basura,
testigo en la rotonda del Juzgado,
tan lejos en el tiempo (y el espacio),
quién puso en el bordillo
la foto amarillenta que tanto me ha contado…,

(fue ese primer impulso de partirla en cuatro
el que predominó, y así lo hice
vertiendo en el cajón de los papeles los trozos diminutos,
pues nunca me gustó dañar intimidades…;)

y sigo mi paseo matutino.


Pedro Bernal
Madrid, España


❆ ❆ ❆



viernes, 10 de marzo de 2017

Palabras prestadas #113

Os invitamos a conocer las nuevas palabras prestadas por el poeta neozelandés Pat White. Tienen hasta el martes 21 de marzo, para hacer llegar vuestros poemas a la dirección: librodepalabrasprestadas@gmail.com

Antes de enviar tu poema por favor mira las bases en "¿Cómo participo?"



#113  Las Palabras son prestadas por Pat White.


sabor

reflejo

acertijo

compartido

ondear



Foto crédito: Glen Innes, 2015
Pat White se mudó a Fairlie en la isla sur de Nueva Zelanda en 2014. Ha estado involucrado en los mundos del arte y la literatura durante las últimas cuatro décadas. Ha publicado varios libros de poesía y sus más recientes publicaciones son el poemario Fracking & Hawk (Frontiers Press, 2015), la memoria How the Land Lies (VUP, 2012) y la biografía de Peter Hooper, The West Coast's Peter Hooper; notes from the margins (2017). También ha expuesto sus pinturas en varias galerías de Nueva Zelanda.

Academy of NZ Literature – Pat White
NZ Society of Authors – Pat White


De repente


Ella dijo, quizás podrías escribir
también poemas de la gente,

y, pensé, así son
algunas conversaciones
—¿cómo un árbol puede vivir
mil años o más,
cómo los jejenes planean sobre el agua
durante sus pocas horas de vida? o

¿cómo la primavera viene como siempre
sin autorización, sin recursos, sin objetivos
a largo plazo, sin plan de negocio
ni cuota de admisión?—.
Escuché al tordo melodioso
cantando arriba en el abedul de plata,
igual que anoche.


(Traducción del poema Quite suddenly del libro Fracking & Hawk (Frontiers Press, 2015) de Pat White – traducido por Charles Olsen)


El viernes 24 de marzo 2017 publicaremos los poemas y una nueva selección de palabras.



El premio al mejor poema será el libro En torno a Basho y otros asuntos de Rafael Cadenas de la editorial Pre-textos

Basho no habría oído zambullirse
la rana y hacer ruido en el agua
sin el permiso del indecible Tao.

*

El Tao lo que hizo fue jugar
con Basho, la rana y el agua
para facilitarle al poeta el gran hallazgo.

Rafael Cadenas.



Más información sobre el libro en Pre-textos




Poemas prestados #112

Muchas gracias a todos los que nos han enviado sus poemas con las palabras prestadas por Julio Llamazares. Te animamos a que sigas participando en la edición ciento trece que empieza el viernes 10 de marzo del año 2017.

Premio al mejor poema seleccionado por la editorial Cuadernos del Vigía. Enhorabuena a Víctor Letán Olavide quién recibirá el libro Años diez, revista de poesía nº2 de la editorial Cuadernos del Vigía




A continuación publicamos los poemas escritos a partir de las palabras prestadas:
sol, luz, pan, sal, mar.


❆ ❆ ❆



La luz delgada de la nevera
alumbra una lata
de sardinas empezada
único planeta de un sol huraño

cuyo sistema solo existe
al abrirse la puerta

Apenas quedan dientes
firmes para el pedazo de pan antiguo
áspero
siempre descubierto
detrás de los platos

La bañera es un mar sucio y cuarteado
de aguas caldeadas en cazos

Hay alguien

Hunde los ojos
niega su cuerpo
viaja en el agua

a la cicatriz rugosa que dejó
la huida hereditaria por otro mar

a la memoria que ha quedado
de la sal en la herida
de la herida en la bala
de la bala en la boca del verdugo


Víctor Letán Olavide
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Haiku del panadero madrugador de la salina

Sol: dame luz
y al pan de mi tahona
la sal del mar


Gabriel Merino
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Fin del invierno

Todo absoluto ignora el tiempo
como las formas lo son por su luz.

Intuyen de una extraña manera
estos tristes árboles deshojados
el instante de su sol primaveral.
Conoce mi alma con idea viva
el momento exacto de renacer.

El mundo al que la hoja llega
tendrá un viento nuevo cambiado
y la mala mar de lo no natural.
La forma en la que mi alma reviva
será el pan y la sal del nuevo ser.

Todo amor supera al gusano
como todo cuerpo muta en luz.


Julio Alcalá
Castellón, España

Julio’s Blog


❆ ❆ ❆



UNA MIRADA

Puede habitar un mar, rugiendo en una mirada,
aunque no sea azul, ni verde, ni gris,
un mar contenido en el filo de los párpados
que la emoción desborda en riadas de sal.

Puede inundar la luz el iris de una mirada
y transformarlo en sol de una galaxia nueva,
un sol inextinguible de coraje y pasión.

Puede hallarse la paz en los ojos que miran,
sin juzgar la mirada de los ojos que ven,
son la levadura de la contemplación y la calma,
panes generosos que amasa el corazón.


Carmen Hernández Montalbán
Guadix, Granada, España


❆ ❆ ❆



sal de luz
pan de mar
sol de sal
mar de sol
luz de tí


Pon
San Isidro, Alicante, España


❆ ❆ ❆



Sentida presencia de sal


Recuerda que hay un mar
de espumas esmeradas
en no aplacar las iras
de todos los tritones
que las claman.

Sal del mar
y déjate alcanzar por ese sol saliente
en cada despertar (y apura
sin los toques que rechinen en los filos de los sables
provocados por los seres que se baten cuando salen y se creen
que la esencia es el combate).

Sal doliente
a cada oscuridad que llegue y demuestre
que tú también devienes
en parte de ese caos, que —por cierto—
no suele comprobar si extiende desagrados.

Retorna al mar;
siempre al mar.
Obsérvalo de frente como una inmensidad que acepte
tu cierta levedad,
y flota entre la espuma
que nunca renuncia y te acoge y propone sus olas que inundan de blanco sonar.


Sal de frente
y busca el pan.
Dirígete a las costras que te cedan sus escamas de blanda
piedad. Recuerda que ese pan se obtuvo sobre espumas
de la mar, bañadas por la luz entre los días
que otorgan su sal.
Así es su pasar.

Sueña —entonces— tu calma en el mar,
sentida presencia de sal.


Vicente Javier Fernández Gómez
Añastro, Burgos, España

vicentejavier-f.blogspot.com


❆ ❆ ❆



Del cielo

Pan del cielo
el sol es tu calor
con la luz
la luna te sonríe
y arrulla
en las ondas
de mar.

Sal de lluvia
que te levanta
con el canto
en tu ventana.

Y la guitarra
es cuerda de tu
nota en armonía
que es la sinfonía
de tu gloria
al despertar.


Martha del Pilar
Italia

Un Pensamiento


❆ ❆ ❆



El mar que se agita

La envestida del mar
cuando se enfada
trae en sus altas olas
heladas, sal redonda
que ciegan si te dan,
mejor observarlas
protegidos, que están
alborotadas, furiosas.

Hay que mirar la luz
del sol, hacia la playa
desde este malecón
y hacer memoria…
de besos tiernos
en los adolescentes,
a los que tiran pan
al mar, es otra historia.


Carmen Barrios Rull
Leganés, Madrid, España


❆ ❆ ❆



Se me arrugan las palabras
cuando tu luz oscurece mi noche
Y me arañas con tus labios
enjugando mis lagrimas de piedra

Abrazo dormido tu sol perfumado
Y me salpicas con tu pelo
mordiendo el agua de tu sueño

Huelo tu mirada de sal
Y cierro mis manos en el pequeño rincón secreto que mis palabras esconden

Mi mar eres tú
Mi pan eres tú
Déjame bucear en ti cuando mi luz se apague


Alvaro Manzano Martínez-Conde
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Amanecer

El sol asciende
por el horizonte
la luz
vence a la noche.

En la playa desierta
lenguas de mar
lamen la orilla.
Su sonido
se funde
con el gorjeo
de gorriones
ingiriendo
esparcidas
migas de pan
que las olas
empapan
de agua con sal.


Carmen Lafuente
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Poeta

Eres tú al que llaman poeta,
un obrador de suspiros amasando estrofas.
Los hombres te piden que les abraces con susurros
cuando se sienten perdidos
o que les golpees el alma con toda tu amargura
si han de comenzar otra matanza.

Tal vez, el resto de los seres solo quieren como tú
sentirse enamorados de esa esperanza universal
que nos devuelve la belleza.

El pequeño haz de luz que se escapa de tus ojos
a veces tintinea enjuto y débil
como vela agonizante en tiempos de miseria
y otras, con la intensa opulencia
de una estrella fugaz y enamorada.

Levantas sin prisa una frontera de sal
tan delgada como un beso;
un pequeño resquicio con vistas a la mar
al horizonte azul origen de la vida
y dejas que descansen a tu lado,
los desheredados hijos de los peces.

Son tus ropajes pieles de felino,
jirones de celulosa o entintados alfabetos.
Vistes con llamativos harapos para locos
que no dejan de admirar entre zurcidos
el arco iris que te luce de remiendo.

El sol te oscureció las palmas de las manos
mientras la luna blanquea el resto de tu cuerpo,
tan expuesto a la clara verdad de la palabra.

No es el frío quien da origen
al intenso brillo de cristal de tu carne,
es el fulgor de tu pequeño estanque,
un espejismo en el desierto
que refleja la transparente savia de tu insomnio.

Eres tú al que llamo poeta
porque obras el milagro de convertir esa miga de pan
que dejaste hilada en cada verso
en manjares de lectura que sacia a la herida
o la sonrisa, de su hambrienta vocación
de ser eterna.


Suso Torriente
Madrid, España


❆ ❆ ❆



El sol revela el horror.
Nuestro pan sabe a sangre, a polvo.
No hay otra luz que la que se intuye
al final del túnel.
La salida es el mar.
Sólo el azar determinará
si este traerá futuro
o una tumba de sal.
Embarcamos.


Dudu Fdez
Villamuriel de Cerrato, España


❆ ❆ ❆



EL TANKA

“Bajo la teja
el mar, el sol, la luz;
el pan; la sal…
Refugio en la penumbra.
La flor de loto”.

Como una telaraña; como niebla
invades mi desvelo
apoderándote de mis defensas.
Y te aposentas en mis pensamientos.

Un diálogo nace en mi conciencia,
de cuya luz ya no amanecen versos;
en él tú desmenuzas las palabras
arrebatadas de razonamientos…

Yo nada digo; tengo la mirada
en el prodigio de rendirme al tiempo;
y en esa sinfonía de los pulsos
cuyos acordes suben hasta el cielo,

hacemos el amor en la penumbra
con gozo y desconsuelo,
cabalgando la noche en el delirio
hasta colmar la fiebre del deseo.

Tal vez la sal del mar rozó la herida;
o alguna puerta tremolara al viento;
o la necesidad impetuosa
de acariciar tu cuerpo,

hace que me deslice entre las sábanas
en tu busca, con tiento;
y descubro de golpe ese vacío
que ocupa el otro lado de mi lecho…

Me llevará la mente,
en esa irrealidad en que me muevo,
a pensar que también algunos ruidos
quebraron la quietud de tu silencio

cuando soñabas con crujiente pan;
o con la miel y el vino; o con mis besos…,
y te giraste por palpar al lado
el frío que ocupaban tus anhelos…

Mañana nos veremos en el parque
tomando el sol. Quizá comentaremos
tu tanka, que tan breve y fiel describe
esa historia que tramas… sin saberlo.


Pedro Bernal
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Alimento universal
que nos llega hecho maná
amasado con las manos
y finalmente horneado
es, sencillamente, el pan
que a todos debe llegar,
sin dejar un rostro humano
que deje de sonreírnos
por carecer del sustento
tan básico y necesario,
sin distinción de la raza,
país, cultura ó talento,
que para llegar hasta él
no necesite un carnet,
pues tiene derecho a ser
participe de este don,
sin llamarse el servidor
en absoluto de nadie.

Del mar que tanto nos gusta,
llegue pesca generosa
que alimenta y nos da vida,
pero que sea gozosa,
ya que el mar la proporciona,
dar gracias al marinero
que con su esfuerzo y trabajo
llena de peces la cesta,
alejándose de casa.
Pero, sobre todo ello,
está, no olvidar jamás
para que efectivo sea,
enseñemos a pescar
y no dar de caridad,
porque el pescado y el pan,
si lo sabemos valorar,
es un derecho en verdad,
sepámoslo aprovechar.
Es competencia de todos
y no vamos a ocultar
que esquilmando riqueza
que nos proporciona el mar,
empobrecemos a muchos
¿es eso solidaridad,
que contaminen los mares,
arrojando sin sonrojo
petróleo y otros despojos
que terminen con la pesca?.

Y también sale del mar,
gracias a la acción del sol
que permite acumular
grandes montañas de sal,
que ayudan a saborear
y a poder paladear
del más sencillo al más rico
y convertirlo en un manjar
delicioso y exquisito.

El sol y la luz vida dan,
el sol sale para todos
sin pedirnos que paguemos,
aprovechemos por ello,
que es gratis y universal
y que todo el mundo sepa,
que no hay cosa, en la Tierra
que sólo gocen los pocos
en detrimento de muchos.


Hortensis Ayuso Oliva
Torremocha de Jarama, Madrid, España


❆ ❆ ❆