viernes, 11 de abril de 2014

Poemas prestados #54

Muchas gracias a todos los que nos han enviado sus poemas con las palabras prestadas por Ana. Te animamos a que sigas participando en la quincuagésima quinta edición que empieza el viernes 11 de abril del año 2014.

Premio al mejor poema seleccionado por la editorial Cuadernos del Vigía. Enhorabuena a Duna quién recibirá un libro de la editorial por su poema Mano de musgo.






A continuación publicamos los poemas escritos a partir de las palabras prestadas:
tierra, roble, musgo, lluvia y sueños.



❆ ❆ ❆



Mano de musgo

Extendía la tierra sus entrañas,
cuando la tarde alzaba el vuelo raso,
y enlazada a los sueños de aquel roble,
caía sobre el musgo, aquella mano.
Mano de lluvia, bendiciones de agua,
musgo hasta en el reverso del costado.
Sueños de cristal, de aire, de premura
sueños de fieltro gris amarengado;
sueños, sueños al fin, y al fin locura,
que aquellas manos nunca habrán soñado.

Espera. El viento llega en dos minutos,
alas de jinete, pezón de cielo,
regresivo aposento al absoluto,
del niño en su estupor y desconsuelo.


Duna
Arenas de San Pedro, Ávila, España

www.dunaaldesnudo.com


❆ ❆ ❆



Raíces

-No lo sé, Papa - Mándale a paseo.
 O dile que vivir aquí no es lo mismo.
 Que aquí la lluvia no empapa la tierra.
 Que llueve y no huele a nada.
 O dile que es un imbécil. Sin más.
 Aunque sea ingeniero. Y tu jefe.
 Háblale de la pena. Y del recuerdo.
 Y de los robles milenarios llenos de
 Musgo que has dejado en el camino.
 Cuéntaselo, Papa. Qué más da.
 Quizá ahora te entienda. O te despida,
 y vuelvas a dormir con sueño.


Jose Manuel Ponce Salgado
Valencia, España


❆ ❆ ❆



Lo que perdura

Anaquel de la tierra
los sueños
son musgo que engendran
y la lluvia alimenta
vida
sin embargo
ser roble ayuda.


Salvador Tamayo Morales
Málaga, España


❆ ❆ ❆



Te poseeré como Zeus a Dánae...

Miles Davis soplará su trompeta de lluvia,
los gatos maullarán al cielo amarillo,
habrá taxis a ninguna parte
y luna llena todas las noches.

Un pentagrama de piel y sueños
arrancará el musgo del pensamiento,
seremos por un instante pura literatura,
esencia, delirio, sexo y miedo.

Temblará, te lo juro, princesa,
por todos los besos de la tierra,
el horizonte perenne de tu sonrisa
y tu nombre tatuado en este roble.

Te poseeré como Zeus a Dánae...


Josema Carrasco
Zaragoza, España


❆ ❆ ❆



Como el roble de la tierra
y el musgo de la lluvia,
se nutren los sueños de imposibles.


Mª José Lisarde Vera
Valencia, España


❆ ❆ ❆



El Bosque

En el bosque de la vida
correrás tras tus sueños
en caminos sinuosos
unas veces saldrá el sol
y otras la oscuridad mas aguerrida.

caerá la lluvia
para acompañar
tus sollozos,

te acompañará
el unicornio
cuando te sientas perdida.

En el bosque de la vida
encontrarás
robles fuertes
que protegerán tu alegría

encontraras tierra oscura
que tiznara tus sueños
de melancolía

En el bosque de la vida
los besos tapizarán
como el suave musgo
esa tierra herida.

entre sollozos risas
tropezones y caídas
bailaras con tus lindas
zapatillas

llevando tu alegría
hasta acabar tu vida
sin jamas caer rendida....


Cristina Eme
Zaragoza, España


❆ ❆ ❆



Confusión

Ausencia prolongada de lluvia
viento cálido en exceso
musgo y tierra resecos.

Confirmada premonición en sueños:
mueren ángeles colgados del roble

Abril mes de las lluvias
el roble ya no soñará cadáveres
húmeda la tierra reverdecerá al musgo
y parirán sus sueños

angelitos verdes.


Julio Alcalá Neches
Castellón, España

julitoches.blogspot.com


❆ ❆ ❆



Sueños de lluvia

El roble emergiendo
sobre alfombra de musgo
agita sus hojas al compás
del murmullo del agua
que discurre
por la cascada aledaña.

Añorando el olor a tierra mojada
tiene sueños de lluvia.


Foto en El Hayedo de Busmayor, © Carmen Lafuente


Carmen Lafuente
Madrid, España


❆ ❆ ❆



Con la sencillez que el musgo
imagina montañas en los belenes, así
encontramos la tierra prometida.
& a falta de maná & jugosos
antílopes, nuestro banquete diario
consistía en hojas de roble, aderezadas
con escaso aceite & gotas de la lluvia
ácida caída de la gran fábrica.
Los sueños

intactos, no los llegamos ni a rozar.
No era este el anhelado paraíso.
& sin embargo, no
lo cambiarías por nada.


jorge m molinero
Valladolid , España


❆ ❆ ❆



UNA CAÍDA

   Era la lluvia de la tarde la que esperaba cada día para peinar sus cabellos, para acertar con el brillo de sus labios que hablaban con la brisa de la primavera. Era del color de la tierra, el mismo que usaba para alzarse hasta el cielo. Era la fuerza de la naturaleza que empleaba para sujetarse al suelo.
   Era amante fiel del verde musgo que en invierno cubría su cuerpo. Era estandarte orgulloso que se erigía hacia la Luna y con la que, en sus inconfesables sueños, dormía cubierto por la negra sombra.
   Era todo, hasta que el brillo traidor de una hoja, hizo mella en la más sutil de las cortezas y, al caer, gritó tu nombre, Roble.





❆ ❆ ❆



Niño de la mano

La instantánea muestra a un viejo con una maleta de la mano
De la otra mano un niño
Ahora que la miro mejor, el viejo no es tan viejo
pero el abrigo raído y el pelo de ceniza
muestran las heridas de su espalda
Permanecen en mitad de las vías en una estación
que parece abandonada. No se ven trenes
Ni campana. Algún vagón en vía muerta.
El niño de la mano del que podría ser su padre, su abuelo
De espaldas. Como para empezar a andar vía adelante
con botas de hierro. Pero están quietos.
Miran un horizonte yermo bajo una fina lluvia,
¿o son motitas de polvo, de esas que un rayo de sol desvela?
Polvo que respiramos con el musgo negro de los pulmones
No representa esa escenografía propia de los sueños,
ni mucho menos, aunque se ve humo
procedente de una chimenea enorme de ladrillo,
fábrica a lo lejos en un paisaje industrial de decadencias,
que amasan objetos rancios, sin uso. El último engranaje
que dejará paso a una tierra roma y estéril
No puedo evitar preguntarme por este hombre, este niño
Por su viaje, su equipaje
Y este tiempo de figuras desnudas
que no hablan más que el manzano, el roble, el lentisco.
Arrastran su pasado por vías muertas cubiertas por el zarzal,
el amor de una vida cabe en una pequeña maleta.
De la otra mano un niño


Miguel Ángel Carrasco Peña
Sevilla, España


❆ ❆ ❆



"Al pasar la barca,
me dijo el barquero:
las niñas bonitas
no pagan dinero."


Vestía uniforme azul marino
peinaba trenzas y flequillo
tenía ojeras y mal color.
Mi sueño no era
escribir poemas como loca
ni viajar alrededor de la tierra.
No sabía bailar.

Crecí. Me hice fuerte como un roble,
me corté el pelo casi al cero
y me empeñé en cantar sobre la lluvia,
manchando mis zapatos nuevos
con resquicios de musgo en las aceras.

Hoy, en pijama rosa palo,
con restos de colorete en mis mejillas
escribo con palabras regaladas
algo que pueda parecerse a mí.


Lola Álvarez Feito
Madrid, España

midulcerutina.blogspot.com.es


❆ ❆ ❆



Tierra mojada
cuanta lluvia caída al amanecer
mientras en mis sueños fertilizaba el otoño
pude ver como crecía el musgo en las aristas de aquel roble.


Irene Costa
Mar del Plata, Argentina


❆ ❆ ❆



Roble sagrado

¡Oh roble, no te escondas
con la lluvia,
pues es tu tierra mojada
el musgo sagrado
que alimenta mis sueños!


Paloma Bienert Barberán
Santander, España


❆ ❆ ❆



DISTANCIAS

El poeta sufre, como Neruda
A la izquierda del roble en el botánico.

En el roble rubrica sus ideas
sobre las líneas del tiempo
que suenan a cascabeles bajo la lluvia.

Sí, como cascabeles un poquito tristes.

Él amó tanto a las palabras
que su desesperación fue tormenta de sueños
y sus manos el musgo de los caminos
que escribieron su poesía
tan llena de vacíos y amores viejos.

A la izquierda del Roble de Neruda
me maquillo con un viejo verso
que abre toda una tierra.


Víctor García
Sevilla, España

victorgarcialietor.wordpress.com


❆ ❆ ❆



MIS SUEÑOS

Mis sueños se pierden en la noche,
Si musgo oxidado por el tiempo,
Como el roble muere; la tierra sufre;
Y la lluvia llora.


Francisco E. Martín Cerezo
Málaga, España

lafelicidaddewig.blogspot.com


❆ ❆ ❆



(el lenguaje de los paraguas)

en ese espacio abierto de tejados plásticos,
se ahogan los zapatos y respiran sueños secos
como los pasos de cebra cualquier verano en Donosti,
que siempre terminan en hileras de musgo

se empeña la lluvia en conocernos,
penetra las costuras en ese arrastrar de pies
cuando llevo el paso lento de esta ciudad gris,
y me doblo contra el viento, elástica,
como la rama más alta de un roble

llevo la tierra en los zapatos y la mirada fija en el suelo,
levanto el paraguas calculando la medida del que viene,
como cuando ajustas la pieza que va cayendo del tetris


Eva R. Picazo
Madrid, España

evarpicazo.wordpress.com


❆ ❆ ❆



Emigrante

Hay que plantar tierra,
llenarla de sentido bajo los talones.
Que nuestro pisar sea firme
y que sea la lluvia
la que haga crecer nuevos sueños.
Rodeados de musgo,
en cualquier lugar,
pero fuertes como los robles.


Carmen Monreal Romero
Valencia, España

elcaminodelentusiasta.blogspot.com.es


❆ ❆ ❆



¿Quién le dirá a la lluvia que no sueñe?
¿Quién prohibirá a la tierra que hable?
De roble y musgo, de raíces y hojas vivas.
Con manos, sin uñas, mi corazón envuelto en
pleura opaca se moja hoy sin saber porqué
Y yo vivo mas pegada a lo inexorable,
mientras la lluvia, tu, mi mundo, se esfuma,
se cuela entre piel y pestañas. Y ya nadie la atrapa.
Espero que las horas me vistan y no podré decirle
a la lluvia que no sueñe.
Que no te busque.
Escondido en corazones de musgo verde.
Porque ya no queda tiempo. Es tarde.
Para salvarse hoy de los sueños que me calman.


Chelo Medina


❆ ❆ ❆



Mi cielo

Entre mis brazos, un horizonte perdido
entre mis piernas, el musgo sombrío.
Sobre mi cuerpo, la lluvia ácida del olvido
y sobre mi boca, el polvo de tu tierra frío.
El amanecer sorprendió a mis ojos anubarrados
y las garras del roble atraparon mis últimos suspiros.
Llegó el sueño, azul, cielo.


Keka Conesa Mínguez
Sevilla, España


❆ ❆ ❆



He venido a sentarme
sobre el musgo,
dulce y esponjoso,
que cubre la tierra.
Apoyo la espalda
en el tronco
de este roble
extrañamente vivo.
Animal y vegetal
juntos, silenciosos.
Su tacto es áspero,
perfecto para mis tristezas de hoy.
Veré la luna
como un gigantesco rostro extraterrestre
que curiosea
desde fuera del planeta.
Y llegarán los sueños,
aquellos que nos cuentan,
con dedos de lluvia
y lentos besos muertos,
quiénes somos.


Francisca Prieto Martínez
Cehegín, Murcia, España


❆ ❆ ❆



Runas de Rivendel

En el salón del trono que creció en torno al roble
abrieron toneles de hidromiel,
designaron reyes, planearon campañas
juraron alianzas entre razas,
prepararon la caza del dragón,
se puso el hito en el camino a Lorien
y se decidió la ruta al Monte del Destino.

Ahora que los mapas se han borrado,
la lluvia ha barrido los caminos
y el musgo cubre la tierra que brota
entre el escaso empedrado restante en la ruina.
Si no fuera por el eco de las canciones élficas
que aun resuena después de que todos zarparan
parecería que todo fue sólo un sueño.


Gabriel Merino
Madrid, España


❆ ❆ ❆



SEÑALES

Cuando esto termine
y la tierra que nos sustenta se agriete,
volaremos al vacío donde todo permanece intacto.
Eras presencia
mientras la lluvia regaba con sueños
la siembra de la vida.
Fuiste manos de roble en corazón de musgo
y no quiero duelos.
A veces mientras te pienso,
recibo señales de brisa y escalofrío;
es entonces cuando sé
que no te has ido del todo.


Nicolás Corraliza Tejeda
Cáceres, España

nicolascorraliza.blogspot.com.es


❆ ❆ ❆



Oración

cae la lluvia encima de mis sueños
cada gota hace crecer el musgo de mi cuerpo
has tardado, amor,
pero has venido

lléname
como el roble llena con sus raíces la tierra
defíneme
como el cielo define con su color el mar


Jana Tziveleki
Atenas, Grecia

laversiondejana.blogspot.com


❆ ❆ ❆



¿Qué nos queda de aquel roble?
Las heridas escondidas bajo la tierra
horadan los restos del sueño,
sumergido en el musgo que trepa,
guareciendo de la lluvia
las gotas de sal.


Patricia Richmond
Zaragoza, España

patriciarichmond.blogspot.com.es


❆ ❆ ❆



SILENCIO ENALTECIDO

En el cerco de los días surge un sueño
Que levanta la inquietud
De mis suspiros.

Sobre el campo de los muertos
Los montículos de tierra
Te rodean, alma incierta.
Y la lluvia enfurecida te golpea
En el silencio enaltecido.

Los cipreses rumbo al cielo
Son mi asombro en ese suelo
Donde el musgo crece oscuro
Por la panza de los túmulos vencidos.

Los cipreses no son robles,
Que deleitan los amores con los corazones
Hondos que tallaron en sus troncos
Las pasiones. Los cipreses son las lanzas
Que se clavan en la estancia
Del olvido.


Vicente Javier Fernández Gómez
Añastro – Treviño, Burgos, España

vicentejavier-f.blogspot.com.es


❆ ❆ ❆



Poema mis gafas (Cómico)

Con mis gafas veo y no veo.
Veo:
Las sillas con diez patas,
la mesa de aire,
la puerta de gasolina,
el suelo sobre el techo,
la lámpara colgando en el mar.
También veo a las personas,
con la cabeza con cuernos de cabra,
los pies de escoba,
las manos como patas de avestruz,
y los ojos con flores plantadas.

No veo:
Las calles llenas de coches y personas,
los robles y hayas del parque,
la tierra tapizada de musgo al borde de los ríos,
el oleaje del mar,
los hermosos senos de las mujeres,
los bañadores de los caminantes de la playa,
los paraguas abiertos los días de lluvia,
dormir un profundo sueño en la cama,
la nevera llena de comida ,
y las cortinas tapando las ventanas.

Y ahora ¿Para qué me sirven mis gafas?.


Paloma Pérez del Pozo
Rivas Vaciamadrid, España

www.mundopoesia.com


❆ ❆ ❆



No comandas aguaceros:
la lluvia cae a tu pesar.
Duermes en camas de musgo;
la lluvia moja tus sueños.
Te tapas con hojas de roble;
la lluvia inunda la tierra.
Harta de lluvia, vuelas;
la lluvia moja tus alas.
Ahogada, por fin, lloras.


Alberto Espuny
Murcia, España


❆ ❆ ❆



Musgo

Hijas de la lluvia y los deseos,
persigan su casa de los sueños:
la prole de los robles de Edén
cuyos rezos en la Tierra envuelven.


Ann Marie Fickes
Virginia, EE. UU


❆ ❆ ❆



Qué ha sido de ti

Ya no te acercas al umbral de la puetra,
ni te recuestas sobre la almohada,
¿qué ha sido de ti?
cuando las estrellas te guiaban,
la lluvia abria los caminos,
mis labios te llamaban,
el roble, recogia el aliento,
se unieron los sueños.
solo lagrimas que trae el dia,
cubren al musgo
que perdurara en el tiempo.
no se puede saber, si te volvere a ver,
en el campo, en la tierra en el espacio.



Juliana Mallén Matarranz
España


❆ ❆ ❆



Imploro no sé qué ni a quién
sujeta como el roble a la tierra
la tierra húmeda y negra
que fecunda la lluvia nutriz
Los sueños se hacen musgo
la vida va más allá de mí


Xisca Minart
Palma de Mallorca, España


❆ ❆ ❆



Quizás sin darle importancia

me gusta pisar fuerte
llegar donde quiero llegar
y que me duela todo el cuerpo,

antes de buscar la herida
revolcarme en mis errores
tocar la lluvia con la punta de los dedos
sin límite de velocidad

y que el musgo se haga eco
que el gran roble sea testigo
de que todo vale
lo bueno, lo malo, lo regular
todo
hay que seguir el camino
y disfrutar cada centímetro
borrando aquello que molesta
y soñando con fuerza cada sueño
que la vida va pasando
cuando, tú te dices que quizás
lo mejor, está siempre por venir


Maribel Moratilla
Zaragoza, España


❆ ❆ ❆



Llueve…
y esta lluvia me trae del olvido
el recuerdo de la tierra mojada
de los días de tiempo indefinido
¿es tarde ya?
Me aferraba a sueños que se han ido
como el musgo a la corteza de un roble…
tantas derrotas, tanto tiempo perdido.
Cae la noche…
y la lluvia se hace tan distinta,
tan amarga que entierra mis sueños
en la memoria, ya no hay vida,
es tarde ya.
He perdido todo, como la sonrisa
que no recuerdo, como cada sueño que,
a diario, resbala por mi mejilla.


Pablo Jesús Pérez
Sevilla, España

fueradecontexto.es


❆ ❆ ❆



EN TU CUELLO LA GUERRA

Pisa mi amor descalza
la alfombra de hojas de roble
mojada bajo la lluvia.
Y la cola de caballo de tu pelo
empapado como el musgo,
danzando al son de tus sueños.
Y en tu cuello la guerra
que hipnotiza mi miedo
al caer las gotas en tus senos,
y a la tierra
que pisas mi amor descalza.


Raúl Cerdeño
A Coruña, España

pasionesysensibilidades.blogspot.com.es


❆ ❆ ❆



La vieja

Vieja se te pudren los dientes
Te pueden los años, te ronda la muerte
La muerte que no llega, tu mirada perdida
La mirada que ya no dice nada

Vieja te llama la Tierra
Nosotros nos aferramos e ignoramos el llamado
Pensamos que acaso te alegre ver la luz del día
que acaso sentís algo tras la cáscara sin expresión de tu rostro

Aunque tu vida nos pese ya como una lápida
seguimos atados al roble que fueron tus piernas, vieja
Ahora fofas e inútiles
las que fueran nuestra vida misma, nuestra sangre

Y como el musgo, un sarro amarillo crece entre tus dientes
y parece lavar tus sueños una lluvia necia
que se va llevando todo
Hasta cuándo vieja?

Hasta dónde te llevas nuestra memoria?


Angel Lazo Valladares
Escazú, Costa Rica


❆ ❆ ❆



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada