viernes, 24 de marzo de 2017

Palabras prestadas #114

Os invitamos a conocer las nuevas palabras prestadas por Jorge Coco Serrano. Tienen hasta el martes 4 de abril, para hacer llegar vuestros poemas a la dirección: librodepalabrasprestadas@gmail.com

Antes de enviar tu poema por favor mira las bases en "¿Cómo participo?"



#114  Las Palabras son prestadas por Jorge Coco Serrano.


*Nota: si por algún motivo no puedes oír
las palabras están al pie de la entrada.


Jorge Coco Serrano nació el 25/03/1974 en Lima, Perú. Radica en España desde el 2004. Es periodista, pintor, poeta y fotógrafo. En Madrid ha expuesto en distintas oportunidades: “Fotopoesía” en donde mezcla; poesía, fotografía, música y teatro. Forma parte de “Lavarca ebria”, colectivo itinerante de poesía. En el 2010 publica su primer poemario: Cotidianidades Esquizofrénicas con Amargord Ediciones. Este 2017 sacará su segundo poemario: Poébrica y la plaquette Hypnerotomachia junto con otros tres poetas radicados en España. Es ganador del concurso de relatos: La vida es un bar, promovido por Amargord Ediciones. Ha rodado cortometrajes como guionista y director de arte. Su poesía y fotografía están repartidas en distintas revistas y antologías físicas y electrónicas, entre Sudamérica y Europa.

La exposición de pintura *Animal :: El fuego* se exhibe hasta el 20 de abril en la tienda de ropa y arte; La Positiva. C/ Ave María 27, Lavapiés, Madrid, España.


El viernes 7 de abril 2017 publicaremos los poemas y una nueva selección de palabras.



El premio al mejor poema será el libro AÑOS DIEZ, Revista de poesía nº4 de la editorial Cuadernos del Vigía

En el presente número y con la intención de aportar nuestro grano de arena al centenario del nacimiento de Juan-Eduardo Cirlot, se incluye un dosier con textos inéditos de Cirlot así como de Luis Alberto de Cuenca, Enrique Granell y Enrique Andrés Ruiz, que lo ha coordinado.

La poesía en castellano cuenta con dos jovencísimos autores, nacidos en los años noventa, Óscar Díaz (1997) y Claudia González Caparrós (1993) que ofrecen parte de sus libros inéditos. También se encuentran adelantos de dos autores de más larga trayectoria como Andrés Navarro y Rafael Antúnez.

La poesía en lengua extranjera cuenta con la sección La poética del traductor de poesía, firmada por el veterano traductor, poeta y editor Jesús Munárriz, una de las figuras fundamentales de la cultura y la poesía españolas actuales, que hace un recorrido por su extensa obra. Asimismo los amantes de la poesía griega están de enhorabuena ya que la sección Rara avis cuenta con versiones de las poetas griegas Katerina Anghelaki-Rooke y María Lainá, dos de las voces más importantes de la actual poesía griega, a cargo de Juan Manuel Macías y María López Villalba, respectivamente.

El poeta congoleño Gabriel Okoundji y el argentino, que escribe en italiano, Juan Rodolfo Wilcock, son vertidos al español y presentados por los poetas y traductores argentinos Leandro Calle y Guillermo Piro respectivamente. Estos dos autores, junto con el dosier dedicado a Juan Eduardo Cirlot son una auténtica primicia. Gabriel Okoundji, uno de los más grandes poetas africanos de la actualidad, permanecía totalmente inédito en castellano hasta la fecha, y los poemas de Juan Rodolfo Wilcock nunca habían sido traducidos a nuestra lengua.

En la sección Poesía y sociedad, Ana Corroto reflexiona en La esperanza del librero sobre la situación actual de la edición, canales de venta y nuevos perfiles de lectores; y la sección El cometido del poeta la inaugura Luis García Montero con La palabra al rojo vivo, un texto donde el autor reflexiona con precisión y maestría sobre el compromiso de la palabra poética.


Más información sobre el libro en Cuadernos del Vigía




*(hielo, fue, ego, del, agua.)

Poemas prestados #113

Muchas gracias a todos los que nos han enviado sus poemas con las palabras prestadas por el poeta neozelandés Pat White. Te animamos a que sigas participando en la edición ciento catorce que empieza el viernes 24 de marzo del año 2017.

Premio al mejor poema seleccionado por la editorial Cuadernos del Vigía. Enhorabuena a Gabriel Merino quién recibirá el libro En torno a Basho y otros asuntos de Rafael Cadenas de la editorial Pre-textos.




A continuación publicamos los poemas escritos a partir de las palabras prestadas:
sabor, reflejo, acertijo, compartido y ondear.


❆ ❆ ❆



Amnios
‘El viajero, que no pertenece más a un lugar que al siguiente, se desplaza con lentitud durante años de un punto a otro de la tierra’ (Paul Bowles.-‘El cielo protector’)

La patria era aquel acertijo que conoces en tu idioma más íntimo,
el sabor del café y las especias que perviven en la cocina
y aquel olor de tu madre al retornar en el final de jornada.

Hay patrias de olivares y de brumas atlánticas,
de simunes del desierto, flores de tundra y alisios
pero todas se recogen, al llegar, en ese calor
compartido bajo la colcha de tu cama.

El reflejo de la patria se observaba fugazmente en los espejos
del hogar, en que no se temían sombras
ni se envidiaba hacienda de otros ni se añoraba
fueran cuales fueran la heráldica o tus armas.

Nunca necesité ver ondear desde lejos una bandera
o detectar fragancias, seguir los vientos que guían la bandada
ni el tañido familiar de campana en la espadaña
ni señales de humo para reconocerla a distancia.

La patria es sólo ese lugar al que siempre quiero volver
guiado del instinto del perro fiel que toma el camino a casa.


Gabriel Merino
Madrid, España


❆ ❆ ❆



No germina la luz en las aceras

No serán mis palabras noche sin luna
ni subirán a los balcones de su derrota;
no se pondrán una venda en los ojos
para esquivar los sueños compartidos
que mostraban, a cada paso, un otoño a medio hacer…

Ella culpaba al destino de su vieja afición
recolectora de sombras que crecían
en las intrincadas dunas de su cuerpo;
culpaba al destino de su afición
por el sabor a los excesos
que regaban las esquinas de sus noches
sin intentar, al menos, cobijarse en los portales…

…porque ella nunca supo
que la luz no germina en las aceras
ni deja su reflejo en las esquinas…

Ella culpaba al género humano de su desdicha,
pero deshacía, a cada paso, la tristeza
para volver a trenzar, a cada paso, un lamento,
como hojas que el otoño abandona en el camino
y expone al olvido…

Después callaba y en las palabras silenciadas,
como acertijo indescifrable, escondía la luz
que alumbraba más allá de la oscura trastienda de su casa.

Ahora, me asomo a la ventana de sus días
y allá donde crecen las flores a fuerza de tormentas,
aún veo su bandera ondear en el campo de batalla,
en el lado oscuro de las alambradas.


Antonio Morillas Jiménez
Getafe, Madrid, España

antonio-morillas.blogspot.com


❆ ❆ ❆



Y fue el acertijo que quedo en mi memoria
¿Que es lo que se rompe cuando se pronuncia?
El silencio.
Y supe con certeza el lugar en que me hallaba,
pise un firme de polvo y soledad,
un ondear volátil de bandera,
el reflejo del mástil corroído,
y un torrente húmedo que aglutino de golpe
las victorias compartidas, olvidadas!
el sabor del amanecer perpetuo en nuestras bocas.


Isabel Pérez Aranda
Benidorm, Alicante, España


❆ ❆ ❆



Sabor, reflejo,
compartido acertijo:
ondear del ser.


Karlos Linazasoro Izagirre
Tolosa, Gipuzkoa


❆ ❆ ❆



Onda de mar

El reflejo del mar
en mi
acuario es un
acertijo
que me lleva a descubrir
con su sabor
la palabra secreta
para ondear
sin afondar
como pez que es
brújula en la
tempestad
e sale vivo
llevando en su nido
un mapa
tesoro
para navegar.

Que comparte
en su
espacio di sal
que es una
concha que
canta al mar
y yo escucho
y leo para
orientar.


Martha del Pilar
Italia

Un Pensamiento


❆ ❆ ❆



UN NO QUE ES SÍ

No quieras
Ser, es el reflejo pálido
Del hurón que husmea

Mi acertijo compartido
Campa a sus estrechas
Calles de rabiosas huidas

Cuando preguntes
Cuándo te mudas
Del sótano a la laringe
Del sabor al color
Se producirá la llegada
Del ondear al conocimiento


Alfonso Blanco Martín
Guadalajara, España

trasindependiente.blogspot.com


❆ ❆ ❆



LA LLAMADA

Mi niñez sigue mis pasos, ha llamado a la puerta,
siento sus frágiles nudillos golpear el cristal de la ventana,
veo su reflejo indeleble filtrarse entre las ramas
de este chamizo espinoso que es la memoria.

Su sabor agridulce me estremece,
susurra sin descanso el acertijo
que no logro desentrañar,
por eso postergo la respuesta.

Pero ella insiste, golpea,
como las gotas de lluvia golpean un tejado,
ondea en los charcos de la edad madura.

No sé cuánto tiempo tardaré en asentar estos lodos,
no sé, comparto con el devenir la duda,
la niñez me mira expectante, sonríe,
me ha concedido una tregua.


Carmen Hernández Montalbán
Guadix, Granada, España


❆ ❆ ❆



Con el paso de los años
el anhelo compartido
de ver mis seres queridos
alrededor de mi hogar,
aunque independientes sean,
sentir en mi alma flotar,
y no es un acertijo
sino verdadero reflejo,
es, sensación de bienestar
tenerlos como familia,
es verdadera alegría,
es paladear el sabor
que no puede destruirse
y que ayuda a caminar.

Cuando mis pasos vacilen,
su sostén y mi voluntad
hacen de mí la persona
confiada y muy leal
y doy gracias a la vida.
¿Hay algo más placentero
por amarlos, y en verdad
sentirme correspondida?.


Hortensia Ayuso Oliva
Torremocha de Jarama, Madrid, España


❆ ❆ ❆



Cada mañana

Cada mañana:
Al despertar del último sueño
resuelvo el acertijo de la muerte.

Al sentir el sabor de la vida
renazco al regocijo de tenerte.
Y al pronunciar la primera frase
siento el feliz reflejo de la suerte.

Al ondear de riesgos y dudas
opongo tu oleaje diferente.
Y al usar tus fonemas compartidos
me rindo a ti, lenguaje, dulcemente.

Cada mañana:
Al despertar del último sueño
le doblego al enigma sus preguntas.


Julio Alcalá
Castellón, España

Julio’s Blog


❆ ❆ ❆



La duda

El sabor de la hiel
es tan amargo,
si te viene un reflejo
regurgitas,
esa pena que tragaste
la vomitas
y te viene a la boca
con retardo.
Ondear esa sábana
quejosa
de tantas madrugadas
infinitas,
compartido amor
y sin embargo
si estás o no conmigo
es un acertijo largo.
La duda…
mientras tanto,
me limita.


Carmen Barrios Rull
Leganés, Madrid, España


❆ ❆ ❆



Propongo este acertijo:

Sobre tu lengua oscura y la cálida hierba del reflejo
hay ciervos que recogen el frescor compartido en los prados intactos del recuerdo

En la línea de plata de tu saliva tibia retumba el ondear continuo de los mástiles
y llega tu respuesta antes de que amanezca en las naves en llamas:

Es el árbol prestado de las vidas pasadas
                                                    es el sabor cortante del libro de cristal



José Miguel Gómez Acosta
Granada, España

www.margenesarquitectura.com


❆ ❆ ❆



La primera vez que te toqué
descifraron mis manos el rocío
que las ortigas habían olvidado,
pregunté a mis dedos
sobre el sabor de este gozo
velado en el acertijo del tiempo,
centinela de un pasado vago.
Fueron mis años
un entreacto de manos
exhumando raíces deshabitadas,
allanando los sueños ácidos;
hasta que no te toqué
no se acallaron soledades
entre mi noche y mi hábito.

Desde que te toqué
mis manos ondean sábanas
cubriendo desamparos,
fabrican peldaños germinados
al páramo.
En este amanecer compartido
el reflejo de la muerte es apenas
un gorrión asustado.
Asiste al encuentro manuscrito
un naranjo desocupado.


Keka Conesa
Sevilla, España


❆ ❆ ❆



Sabor a salivas compartidas.
El acertijo de tu cuerpo
es el reflejo de mi asombro
cuando el placer nos ondea 
las entrañas.


Pon
San Isidro, Alicante, España


❆ ❆ ❆



PÁGINA Y COLMENA

Salen de la boca las abejas
en busca del sabor para su miel.
Con un acertijo de flores las esperan
al otro lado del lenguaje compartido
de una luz que resplandece
en su reflejo y donde ondea
la frágil levedad de nuestro ser.
Una conciencia de azúcar las habita
mientras las musas del silencio liban
el néctar de la vida en el jardín.


Custodio Tejada
Guadix, Granada, España


❆ ❆ ❆



Sin suspiros

Y verás una bandera negra
—sin subtítulos—
ondear al aire de los siglos
compartidos con las bocas
de las quejas. Notarás lo negro
cual bandera, y verás que es casi un acertijo
—de los siglos— el saber cuál es la época crecida,
la que marque bien que es fiel reflejo
no de miríadas de quejas,
no del grito de algún pueblo compungido,
más bien solo de un sabor
a siglos sin suspiros.
Y dejé aquel mástil sin bandera
—como intento francamente
desnortado—.
Percibí un aliento claro en las estancias,
una voz del aire que traía
los milenios entornados.
Y sentí nutrir el viento mi sigilo,
mi silencio, vadeando los suspiros.


Vicente Javier Fernández Gómez
Añastro, Burgos, España


❆ ❆ ❆



GARRAPATA DEL BIEN Y DEL MAL

Adivino el garabato en el gris bullicioso de los sesos,
voz sobrevenida al ondear del tiempo.
Me reconozco en ese acertijo con sabor a percusión
que convive verde en lo oculto.
A veces, en un chispazo, en el reflejo vaporoso del día,
rescato la sonrisa a media vela del alma.
Disimulo las ojeras de la noche
y me alejo más allá de lo que escribo.
Hay un grito confinado en el mar de mi credo,
sé del clandestino aullido de loba en barbecho,
sé de sus dientes mordiendo el bien,
sé de su lengua lamiendo el mal,
sé del vano invento de la culpa chapoteando
en las venas, bien, mal, nada, siempre cero.
Incompleto el convicto, purga la doctrina.
Tal vez le espere la fe en el abismo compartido de lo reprimido.


Consuelo Jiménez
Barcelona, España


❆ ❆ ❆



Ahora

Ahora, que hace años que
resolvimos el acertijo,
¿Qué queda del amor
sino un acto reflejo?
Todo lo compartido
tiene el mismo sabor añejo.
Perdida la frescura inicial,
perdida la sorpresa de la búsqueda,
ya sólo podemos ondear
la gris bandera de la rutina
y abrazarnos al recuerdo.


Dudu Fdez
Villamuriel de Cerrato, España


❆ ❆ ❆



La mujer aproximativa
“les cloches sonnent sans raison et nous aussi”
Tristan Tzara


Este domingo efervescente de primavera
vienen a mi encuentro poemas de Salvatore Arcidiacono
que hablan de la extensión del mar
y la sabiduría de las olas,
expertas en el viaje compartido.

Este domingo suenan las campanas
y siento la aguja que se hunde,
que se hunde, lenta aguja
aproximándose, estrellándose, reconociéndose
en el reflejo de esta tarde.

Me siento tan extraña
en este no mar, este no domingo, este no.      Las olas
rehacen su ruta en los poemas de Salvatore,
las olas llegan a este parque donde juega mi hijo
Samuel, que ondea, corre y vibra al sol cereal.

Leo y lo observo. Lo observo y escribo.
Tomo un rotulador de una caja que reza
“Punta resistente”, “Ultra lavable”, “No tóxico”.
Capturo sus capilares
y la serena luz de la eslora de su cuerpo.

Me siento tan extraña. Me reinicio, me reafirmo.
Vienen a mi memoria nombres de poetas
que escribieron sobre el amor materno:
Ana Ajmátova, Marjorie Agosin, Susana March
y tantísimas otras.

¿Qué fue lo que perdí con tu llegada, Samuel?
Ciertas cosas inútiles:
la pesadumbre, el abandono, la indolencia.
Pero gané la paz del minimalismo
y el sabor leve de la sencillez.

Este domingo suenan las campanas,
piezas únicas de cristal, alegres agujas
creadas por los dioses artesanos.
Me siento tan extraña, me siento tan ligera,
cara a cara con el enigma
                                           y el acertijo.


Ana Isabel Trigo Cáceres
Getafe, Madrid, España

INTERVALOS


❆ ❆ ❆



FOTO DE BODA

La foto
en la catedralicia puerta palentina, da fe de un sábado de agosto del 85.
Son nueve paradigmas el acertijo de sus actitudes.

Han compartido evento con “fotos San Miguel”, y el eco llega
hoy al espectador intemporal, al que emociona su sabor antiguo
en la tibia mañana de Satafi…

Ella seria, él sonriente, apenas veinte años,
son el reflejo de la incertidumbre.
Las suegras acompañan sus talantes.
Una cara de hermana asoma entre la madre y el muchacho,
con un ambiguo gesto.
Tras la pareja, un padre con un crío de dos años
sobresalen curiosos. Disonantes
los suegros acompañan casi como si no fuera con ellos…

Arropados de piedras ancestrales, dobelas, arquitrabes,
me miran frente a frente, tal vez por no perderse el pajarito;
menos el padre de la novia, que de brazos cruzados y distante,
mira al grupo con un cierto ademán confuso, seco.

Interpela la novia acongojada… El novio se resiste a confiarse…
Las suegras se las juran; y los suegros
juegan a ser paganos sufridores.
La hermana y su marido en su segundo plano;
y el niño, boquiabierto, me reprocha
la insistencia que pongo en observarlos,
(más de 30 cumplidos hoy tendrá…).

Ondea la trifulca en el ambiente.
No sé qué sigue al acontecimiento de la foto,
pero yo les inquiero a cada uno
junto al contenedor de la basura,
testigo en la rotonda del Juzgado,
tan lejos en el tiempo (y el espacio),
quién puso en el bordillo
la foto amarillenta que tanto me ha contado…,

(fue ese primer impulso de partirla en cuatro
el que predominó, y así lo hice
vertiendo en el cajón de los papeles los trozos diminutos,
pues nunca me gustó dañar intimidades…;)

y sigo mi paseo matutino.


Pedro Bernal
Madrid, España


❆ ❆ ❆



viernes, 10 de marzo de 2017

Palabras prestadas #113

Os invitamos a conocer las nuevas palabras prestadas por el poeta neozelandés Pat White. Tienen hasta el martes 21 de marzo, para hacer llegar vuestros poemas a la dirección: librodepalabrasprestadas@gmail.com

Antes de enviar tu poema por favor mira las bases en "¿Cómo participo?"



#113  Las Palabras son prestadas por Pat White.


sabor

reflejo

acertijo

compartido

ondear



Foto crédito: Glen Innes, 2015
Pat White se mudó a Fairlie en la isla sur de Nueva Zelanda en 2014. Ha estado involucrado en los mundos del arte y la literatura durante las últimas cuatro décadas. Ha publicado varios libros de poesía y sus más recientes publicaciones son el poemario Fracking & Hawk (Frontiers Press, 2015), la memoria How the Land Lies (VUP, 2012) y la biografía de Peter Hooper, The West Coast's Peter Hooper; notes from the margins (2017). También ha expuesto sus pinturas en varias galerías de Nueva Zelanda.

Academy of NZ Literature – Pat White
NZ Society of Authors – Pat White


De repente


Ella dijo, quizás podrías escribir
también poemas de la gente,

y, pensé, así son
algunas conversaciones
—¿cómo un árbol puede vivir
mil años o más,
cómo los jejenes planean sobre el agua
durante sus pocas horas de vida? o

¿cómo la primavera viene como siempre
sin autorización, sin recursos, sin objetivos
a largo plazo, sin plan de negocio
ni cuota de admisión?—.
Escuché al tordo melodioso
cantando arriba en el abedul de plata,
igual que anoche.


(Traducción del poema Quite suddenly del libro Fracking & Hawk (Frontiers Press, 2015) de Pat White – traducido por Charles Olsen)


El viernes 24 de marzo 2017 publicaremos los poemas y una nueva selección de palabras.



El premio al mejor poema será el libro En torno a Basho y otros asuntos de Rafael Cadenas de la editorial Pre-textos

Basho no habría oído zambullirse
la rana y hacer ruido en el agua
sin el permiso del indecible Tao.

*

El Tao lo que hizo fue jugar
con Basho, la rana y el agua
para facilitarle al poeta el gran hallazgo.

Rafael Cadenas.



Más información sobre el libro en Pre-textos